Wilmar Barrios y su lío en la justicia argentina por presunto abuso y lesiones leves

Logo: Futbolete.com

Futbolete.com

Imagen del artículo: Wilmar Barrios y su lío en la justicia argentina por presunto abuso y lesiones leves

Prensa argentina habla de revés judicial en la causa que se conoció en enero de 2018. En ella están involucrados Edwin Cardona, Frank Fabra y Wilmar Barrios. La causa habla de presunto abuso, amenazas, privación ilegítima de la libertad y lesiones leves.

Se creía que dicho caso estaba definitivamente enterrado, pero hay novedades. Según el portal Infobae, “a partir del fallo de Casación, la Cámara del Crimen deberá ahora resolver que Wilmar Barrios debe ser investigado por un juez de primera instancia, para lo cual hay que empezar un nuevo proceso y el jugador, hoy en el Zenit de Rusia, tendrá que volver a la Argentina a declarar nuevamente”.

Recordemos que las denunciantes fueron dos bailarinas que habían pasado distintos lapsos de tiempo con Wilmar Barrios, Edwin Cardona y Frank Fabra. Ellos estuvieron separados preventivamente del plantel de Boca Juniors. La causa fue instruida por la jueza María Alejandra Provítola, (ex secretaria letrada del fiscal Carlos Stornelli, a su vez ex jefe de seguridad de Boca).

Informa Infobae que “el caso tuvo 11 meses de investigación y contra la posición del fiscal Lucio Herrera, el 28 de diciembre de ese mismo año sobreseyó a los jugadores aduciendo que las denunciantes habían declarado tres veces en forma contradictoria, que algunos de los actos de abuso que denunciaban se habían producido el día 13 de enero por lo que resultaba llamativo su regreso al departamento al día siguiente para mantener nuevas relaciones consentidas a cambio de dinero y, fundamentalmente, que no se instaba la acción penal mientras se negociaba una reparación económica en sede civil, que para la jueza se concretó aunque las víctimas lo niegan asegurando que hizo una mala interpretación de la situación”.

Concluida esta situación, una de las denunciantes dio la historia por terminada. La otra, Cinthia Jiménez, apeló a Cámara. Insistió y fue a Casación, cuya sala 3 terminó revocando parte del expediente y reabriendo la historia: “si bien ratificó que no hubo abuso sexual y que las relaciones fueron consentidas, sí entendió que había elementos suficientes para considerar que Jiménez había sido víctima de violencia específicamente por parte de Wilmar Barrios”. Entonces pidió que se dicte un nuevo fallo ajustado a derecho.

“El fallo es contundente porque Casación casi que da por acreditada la existencia de las lesiones producidas por Wilmar Barrios y ataca la decisión del tribunal inferior y la Sala por una valoración arbitraria de la prueba y sin perspectiva de género. La jueza había dicho que como las lesiones fueron constatadas por un perito tres días más tarde, no se podía asegurar que se hubiesen producido en el departamento de Puerto Madero. Casi que la acusaba de autoinflingírselas a Cinthia. Por suerte Casación pone las cosas en su lugar”, aseguró a Infobae el abogado Marcelo Pecorelli.

Las impactantes imágenes del último adiós a Maradona en la Casa Rosada