Vuelve Mbappé, ¿cómo gestionará Tuchel su relación con Neymar?

Logo: Fútbol desde Francia

Fútbol desde Francia

Imagen del artículo: Vuelve Mbappé, ¿cómo gestionará Tuchel su relación con Neymar?

Kylian Mbappé ha vuelto a reencontrarse con Neymar en un terreno de juego. El campeón del mundo entró en el segundo periodo después de un mes de ausencia, para darle un pase de gol al brasileño.

«En el vestuario Kylian me ha dicho que habría podido darme más balones pero eso forma parte del juego. Tenemos un buen feeling entre nosotros. Nos entendemos muy bien sobre el campo y fuera de él. Estoy muy contento que haya vuelto. Todo el mundo está contento de su regreso. Kylian es uno de los mejores jugadores del mundo, un gran jugador. Cuando está sobre el campo, las cosas son más fáciles. Va muy rápido. Todos los jugadores quieren jugar con grandes jugadores, no solamente yo», dice el futbolista brasileño en zona mixta sobre Mbappé.

Desde la final de la Coupe de France ante el Stade Rennes del pasado 27 de abril no jugaban juntos. Y solo han hecho falta diez minutos para que se recuperase esa conexión. «Los dos quieren jugar juntos. Se divierten, los dos están bien juntos. Se puede sentir eso, observarlo en el terreno de juego. No obstante, hay que encontrar un equilibrio con los otros jugadores. Ellos no pueden siempre buscarse pero buscar la mejor decisión para el equipo, para ganar, para crear ocasiones. Hemos jugado así este sábado», dice Thomas Tuchel.

La gestión de estas dos estrellas puede suponer un problema para el entrenador alemán, ya tiene que volver a unir las piezas que se quisieron separar este verano. De momento, ante el Girondins de Burdeos, ambos jugadores se han marcado un baile para celebrar el gol, por lo que la alegría ya se ha instalado en el seno del vestuario parisino. Es un objetivo fundamental para Thomas Tuchel tener a ambos jugadores contentos para así llegar con la mejor confianza sobre todo de cara a los importantes compromisos de la Liga de Campeones. El año pasado Mbappé pedía tener más responsabilidades, y a día de hoy, debería estar por encima de Neymar en este aspecto, ya que el brasileño es un jugador que ha pedido marcharse del club. En este caso, el entrenador alemán deberá gestionar la lucha de egos que puede haber en el vestuario.