Vuelve el Madrid | OneFootball

Icon: La Galerna

La Galerna

·2 de octubre de 2022

Vuelve el Madrid

Imagen del artículo:Vuelve el Madrid

Buenos días, amigos. No hay mal que cien años dure —salvo el Atleti, que ya va casi por los 120—, de modo que hoy vuelve a jugar el Real Madrid Club de Fútbol tras el enésimo parón de selecciones, parón de ritmo competitivo y casi parón cardiovascular. El retorno del rey tendrá lugar esta noche a las 21 horas en el estadio Santiago Bernabéu frente al Osasuna. En estas páginas, Alberto Cosín ha analizado el juego del conjunto navarro y Javier Vázquez nos ha puesto al tanto de las estadísticas y anécdotas que rodean al choque.

Pero antes del encuentro tienen lugar las Asambleas Generales Ordinarias y Extraordinarias de Socios Representantes del club, que viene a ser como una junta de vecinos pero a lo bestia. El presidente de la comunidad, Florentino Pérez, expondrá a los socios la necesidad de cambiar los canalones, de sustituir las bombillas de las zonas comunes por otras tipo led que ahorrarán un dinero considerable teniendo en cuenta el precio de la luz, y se someterá a votación la propuesta de sancionar al vecino del 5º izquierda del portal 12, que impide el acceso a su vivienda para reparar la bajante cuya fuga tiene empantanados los baños de los pisos inferiores. No faltará algún vecino que aporte alguna propuesta interesante ni quien no escuche, interrumpa y solo acuda a montar gresca, caso este último el más habitual en toda reunión de seres humanos.

Imagen del artículo:Vuelve el Madrid

El diario Marca opta por dar relevancia a la vuelta de la competición que nos interesa, que siempre es aquella en la que participa el Madrid. Y se centra en Benzema, que regresa tras su baja por lesión. Carlo Ancelotti confirmó ayer en rueda de prensa que el nueve sería titular frente a Osasuna. El francés tendrá una alfombra verde en su vuelta, en este caso literal, porque el club ha cambiado el césped tras fenecer el anterior, al parecer a causa de un golpe de calor. Hay que beber mucha agua, protegerse la cabeza y echarse protector solar, sea uno persona, césped o cualquier otra cosa.

Imagen del artículo:Vuelve el Madrid

La portada de As, con un primer plano de Morata de espaldas con el rostro a escasos milímetros de la oreja de Koke es perturbadora y causa en el madridista una repulsión similar a la sentida ayer con la de Marca, que decidió dedicar su primera plana a alguien tan deportivo y querido como Luis Suárez (?).

“La fiesta de Koke”, que no es la fiesta de Blas, porque ni Sevilla ni Atleti salieron con unas copas de más. Se ve que Koke organizó o le organizaron una fiesta para celebrar que se convierte en el jugador del Atleti con más partidos disputados, hecho muy meritorio debido a su calidad, como decíamos en nuestro Portanálisis de ayer con palabras quizá más directas. Acudir a esa fiesta debe de ser como hacerlo a la boda de tu ex con su nueva pareja y que además te sienten junto a tu exsuegra y sus tías del pueblo.

De la prefiesta de Koke, es decir, del Sevilla, 0 – Atleti, 2, poco más que decir que asistimos a la enésima confirmación de la flojedad del Sevilla, que si no es contra el Madrid no encuentra motivación. La defensa sevillista sigue sólida como una roca, no nos extraña que vendieran a Koundé al Barça por tan módico precio, no les hacía falta (?).

Y del Barça precisamente hablan los diarios catalanes, porque ya sabéis que aunque exista el Espanyol, un histórico, o que el Girona esté en primera división, Mundo Deportivo y Sport solo tienen ojitos palanqueros para el Barcelona.

Hoy ambos diarios se han levantado chistosos y con el juego de palabras a flor de piel: “Letaldowski” y “Golandowski”, titulan los chicos de Godó y Sport respectivamente para de ese modo desviar la atención del lector de lo mollar: que el Barça ganó al modo que su filosofía le impide ganar; 0-1 gracias a su delantero y a su portero y sin jugar ni a las tabas. Los madridistas no vemos nada malo en ello, vencer partidos trabados significa que se sabe competir, pero nuestro grado de hipocresía es infinitamente menor al de los aficionados del ”equipo elegido”, aquel que gana mientras expele flores por los tobillos y suenan melodías de Brahms —que al parecer aprendió a componer en La Masía y era catalán— al surcar el balón las briznas de un césped recortado milimétricamente como si de vello púbico se tratase.

Pasad un buen día.

Ver detalles de la publicación