Vender a Casemiro | OneFootball

Vender a Casemiro

Logo: La Galerna

La Galerna

N. del E.: Publicamos este excelente texto de Daniel Mateos con un apunte previo:  lo que Daniel llama "un editorial (contrario a) la venta de Casemiro" no es a nuestro juicio del todo exacto, por cuanto dicho editorial/portanálisis tiene demasiados matices como para ser resumido en esa única toma de postura por parte de La Galerna.

Ayer La Galerna publicaba un editorial en el que se oponía a la venta de Casemiro. Pues bien, en La Galerna se admiten todas las opiniones y por eso me dejan discrepar .

Ni qué decir tiene que Casemiro ha sido uno de los grandes mediocentros de nuestra historia, en una CMK que será recordada para siempre. Ha sido la C de la Consistencia, la Contención, la Competencia, la Cohesión, la Combatividad, la Confianza, la Constancia. Casemiro nos ha dado mucho y por ello entiendo que muchos madridistas se opongan de forma taxativa a su venta.

Sin embargo, un club de fútbol debe ser gestionado de manera inteligente, dejando a un lado los sentimientos y las emociones, dejando a un lado el pasado. Esta es la clave del éxito en el largo plazo. Hay clubes que hacen lo contrario y se dejan llevar por las urgencias de los malos resultados, o por las opiniones y sentimientos de su masa social. Hay clubes que hacen contratos de 4 años a delanteros de 34, que fichan y fichan aunque estén al borde de la quiebra, que difieren salarios con tal de salvar las cuentas del ejercicio. En definitiva, hay clubes dirigidos por malos gestores que anteponen el presente y sus intereses personales a los del club que presiden, mientras que hay otros que toman decisiones inteligentes que garantizan éxitos en el largo plazo, aunque algunas de estas decisiones no sean compartidas por sus socios y aficionados. Los primeros dan patadas hacia adelante para salvar el año, pero ponen en riesgo su futuro; es pan para hoy y hambre para mañana. Los segundos piensan no sólo en el presente sino también en el mañana, y anteponen los intereses del club a los suyos propios.

Igual que las valoraciones de las empresas que cotizan en bolsa se hacen en base a los beneficios futuros (no los pasados), lo mismo ocurre con los jugadores de fútbol. El valor de un jugador para un club debe estimarse en base a lo que puede dar de aquí en adelante, no en función de lo que ya ha dado

En el Madrid el club está por encima de todo, como se demostró al vender al mejor goleador de la historia por 100 millones de euros. Lo que fue para muchos una dolora operación, se ve ahora en perspectiva como un gran acierto. A veces hay que tomar decisiones que pueden ser dolorosas en el corto plazo pero que no harán más que fortalecer la salud financiera y capacidad para hacer grandes operaciones en el futuro. Son este tipo de operaciones las que nos hacen más fuertes.

Casemiro es un jugador de 30 años. Es cierto que le pueden quedar todavía 2, 3, incluso 4 años al máximo nivel. Pero si el club recibe una oferta de 70, ya no digamos 80 millones, sería una gran operación, que financiaría, casi en su totalidad, la compra de Tchouameni, el que puede ser nuestro gran mediocentro de la próxima década. Aunque en este club la exigencia es máxima cada temporada, no tenemos ninguna urgencia y nos podemos aprovechar de la necesidad de otros clubes, como el Manchester United. Su urgencia y nuestra falta de necesidad nos pueden permitir pedir un precio inflado.

Igual que las valoraciones de las empresas que cotizan en bolsa se hacen en base a los beneficios futuros (no los pasados), lo mismo ocurre con los jugadores de fútbol. El valor de un jugador para un club debe estimarse en base a lo que puede dar de aquí en adelante, no en función de lo que ya ha dado. Y si el club recibe 70 u 80 millones por un jugador de 30 años, el error sería no coger el dinero, más aún cuando ya tenemos un recambio de garantías en esa posición. Si recibimos una oferta desorbitada por Casemiro y el jugador quiere irse a ganar más dinero, debemos venderlo. Y conociendo a Florentino y JAS, a buen seguro que lo harán porque son gestores inteligentes. Y tú, aficionado del Real Madrid, aunque te duela, debes entender que esto será lo mejor para tu club, quizá no en el presente, pero sí para el futuro. Porque tenemos la gran suerte de no tener a Bartomeus ni Laportas, sino todo lo contrario. Porque las decisiones inteligentes muchas veces están enfrentadas con los sentimientos. Porque Casemiro a 70-80 es una venta clara que nos hará más fuertes.

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación