Una victoria muy trabajada que dejó luces y sombras

Logo: La Colina de Nervión

La Colina de Nervión

Imagen del artículo: Una victoria muy trabajada que dejó luces y sombras

El conjunto hispalense ha vuelto igual que se marchó, ganando en liga. El Sevilla FC venció in extremis al RC Celta de Vigo, en un partido con mucho ritmo y exigencia. Los de Julen se impusieron en un encuentro en el que destacaron más los ataques que las defensas. No fue el mejor estreno para Eduardo Coudet.

El técnico vasco apostó por un once prácticamente de gala, salvó la portería y el extremo izquierdo. Regresaron así al once titular tanto Vaclik, por el positivo de Bounou, como Óliver Torres, que cubrió la banda izquierda al pasar Ocampos a la diestra en el lugar de Suso. Por lo demás, los habituales, destacando la titularidad de los laterales, ya que ambos eran duda por problemas físicos. Problemas que reaparecieron en Acuña y el argentino se retiró a la media hora de encuentro. 

Un Sevilla FC que supo recomponerse

El Sevilla FC tuvo un complicado partido ante el Celta. Sin embargo, los de Julen estuvieron a la altura y supieron recomponerse en la segunda mitad. Defensivamente no fue el mejor partido para los hispalenses. A pesar de esto, el triángulo ya habitual se mostró a un gran nivel. Jules Koundé realizó un partido serio y anotó el primer tanto del equipo andaluz. Tanto Diego Carlos como Fernando estuvieron al nivel, al igual que Jesús Navas. El capitán siempre da la talla y no iba a ser menos frente al Celta. No fueron los únicos que rayaron alto; Joan Jordán cuajó un gran encuentro y también lo hizo Lucas Ocampos, generando peligro constantemente, sobre todo, por la derecha.

Uno de los protagonistas fue Youssef En-Nesyri. El marroquí anotó su quinto gol en esta campaña. El delantero no desaprovechó la oportunidad y cada vez convence más a Julen. No fue el único que se reivindicó; tras la lesión de Acuña a la media hora de encuentro, Sergio Escudero fue el encargado de suplir al argentino. El lateral cuajó un gran encuentro y anotó el gol de la victoria a falta de cinco minutos para el final. 

Lopetegui fue sin duda uno de los artífices de la remontada del equipo. En los compases finales de la segunda mitad, Julen cambió el sistema y acertó plenamente con todos los cambios. Óscar aprovechó la oportunidad, al igual que un Munir que anotó el último tanto. Además, se vieron chispazos de Oussama Idrissi y Luuk de Jong cumplió. El Sevilla FC supo recomponerse ante el Celta y sacar adelante un partido que se le puso cuesta arriba en muchos tramos.

Vaclík, señalado

Tras el positivo de Yassine Bounou, el encargado de defender la portería hispalense fue Tomas Vaclík. El internacional checo no tuvo su mejor tarde y cometió un grave error en el primer tanto del conjunto vigués. Sin embargo, el guardameta no se vino abajo tras el fallo y acabó salvando al Sevilla FC en dos claras ocasiones celtarras durante la segunda parte. El portero pidió disculpas en redes y recibió el cariño y apoyo del sevillismo y de la plantilla del cuadro andaluz.

El cancerbero nervionense no fue el único señalado. Óliver Torres tampoco jugó un gran encuentro, no se le vio cómodo en el rol de falso extremo y fue sustituido en la segunda mitad. Además, pobre rendimiento de un Ivan Rakitić que sigue adaptándose al sistema y a la idea de Julen Lopetegui.

Inicio de una maratón

A pesar de la victoria frente al RC Celta, los de Julen no tendrán apenas tiempo para celebrarlo, ya que el próximo martes vuelve la Champions. El Sevilla FC jugará su cuarto partido de la fase de grupos, desplazándose en un largo viaje hasta Rusia para enfrentarse al Krasnodar. Será un choque vital para los hispalenses, ya que podrían certificar matemáticamente su clasificación a octavos de final.