Un Clásico para respirar y tomar un impulso nuevo en Barcelona | OneFootball

Un Clásico para respirar y tomar un impulso nuevo en Barcelona

Logo: FCBN

FCBN

El fin de semana pasado el mundo del fútbol celebró el clásico de las principales ligas europeas y en el choque entre Barcelona y Real Madrid en el Camp Nou se puso un ojo de más por todo lo que llama este duelo en los últimos años. Sin Messi ni Ramos, principales estadísticos recientes de este partido, muchos querían medir lo que ofrecía.

Y este tren le pasó de largo a lo que era el partido del mundo hasta hace poco. Los duelos Messi-Cristiano, Messi-Ramos, filosofía culé vs ADN merengue, parecen estar obsoletos en medio de una crisis terrible que vive la competición española al margen de mencionar cualquier club, aunque igual tuvo chispazos.

Reinicio

El Barcelona ofreció a todos un nuevo proyecto naciente de la mano de canteranos y todos con mucha importancia. Nombres como Gavi o Ansu Fati avivaron las esperanzas culés en la grada y por un momento daba espacios de reflexión para desconectarse de un partido que fue raro, electrizante y aburrido según el momento.

Que las fuerzas básicas sean fuente de aporte para el equipo principal y con jugadores importantes hace que todos vean con buenos ojos lo que viene a futuro, aunque sigue costando mucho tragar el bocado del hoy en la institución catalana, entendiendo que los cambios no serán mayúsculos dada la situación económica del club.

Nueva lucha

Los focos del fútbol apuntan a Haaland y Mbappé como herederos del binomio que tuvieron Cristiano y Messi hasta hace poco, por no decir que así sigue. Pero en el Camp Nou se vivió el posible primer episodio del enfrentamiento entre Vinicius y Ansu Fati, que el mejor seguro se meterá en el podio con las dos bestias previamente mencionadas.

La ventaja clara para Vinicius más allá del partido que hizo, porque el brasileño viene contando con minutos y salud plena en lo físico, algo que Ansu Fati no ha podido disfrutar por la terrible lesión de hace un año y de la que apenas se va recuperando, aunque ya metió algún susto con sus molestias tras el clásico.

La falta de ilusión es notable y entendible, pero también este juego permite ver con algo de frialdad que mientras se creía vencido este show del Clásico, al parecer es solo un respiro para regresar con fuerza, con dos plantillas que solo pueden mejorar y muestran líderes importantes de cara al futuro.

Mencionados en este artículo
Ver detalles de la publicación