Sigue la tensión entre Luis Suárez y Barcelona

Logo: Camarín

Camarín

Imagen del artículo: Sigue la tensión entre Luis Suárez y Barcelona

FC Barcelona y Luis Suárez tuvieron un tira y afloja constante durante varias semanas. Nada más llegar, Ronald Koeman le dijo al uruguayo que no lo tenía y que necesitaba encontrar un equipo. En una conversación telefónica que duró apenas unos minutos, el holandés dejó claro que el club no lo amaba y que prefería elegir a otros jugadores para su delantero.

Desde entonces, Barça y el atacante han estado negociando su salida, dando a los culés un verdadero dolor de cabeza. La situación actual está estancada y la tensión entre las dos partes aumenta cada día. El jugador se niega a aceptar la carta de libertad si no recoge su último año de contrato mientras los culés se niegan a pagarle un euro, presionándolo para que acepte su propuesta.

Los catalanes esperan que Suárez acepte dar la marca que tenía para ganar en el curso 2020/2021, como ya ha hecho Ivan Rakitic y como le parece a Arturo Vidal. El problema es que, a diferencia de lo que le pasó al croata y al chileno, el de Salto no quiere irse. El delantero entiende que es el Barcelona el que le está obligando a marcharse, por lo que tiene derecho a cobrar los 15 millones de euros que fichó para la campaña 20/21.

Además, el tercer máximo goleador en la historia del Barcelona cree que el club no sabe cómo salir. Según el diario «Sport», el exjugador del Liverpool había perturbado la forma en que le dijeron que se fuera. Tampoco le gustó el hecho de estar separado del equipo y no incluido en la lista de jugadores convocados para jugar el amistoso ante el Nàstic.

El delantero es lo más profesional posible y lo da todo en los entrenamientos. Por ello, cree que Koeman y el Barça deberían tratarle de forma más justa a la hora de negociar su marcha. El problema es que tienen que presionarlo desde el club para que ceda a sus pretensiones. El Barcelona no quiere pagarle lo que dice y hará lo que pueda para que el uruguayo se vaya sin un euro.

El Barça se plantea amenazarle con la grada

De hecho, en el conjunto blaugrana, incluso amenazan con mandarlo a la grada durante toda la próxima temporada si se niega a irse en sus términos y al final obliga a su continuidad. Este escenario sin duda sería el peor de todos ya que los culés tendrían que seguir pagando su altísima marca, no fichar a otros 9 y además desperdiciar a un jugador con muchos goles que podrían ser importantes para el equipo.