Sevilla y Celta: 25 años de un descenso administrativo que cambió la Liga

OneFootball

Imagen del artículo: Sevilla y Celta: 25 años de un descenso administrativo que cambió la Liga

Un 1 de agosto de 1995, es decir hace 25 años, el fútbol español vivió un episodio que cambió su historia para siempre. Sevilla y Celta eran descendidos administrativamente a Segunda B al no recibir a tiempo el aval presupuestario de sus cuentas. Los avales eran de 85 millones de las antiguas pesetas (medio millón de euros) en los hispalenses y de 45 ‘kilos’ (unos 270.000 euros) en los celestes.

Fue entonces cuando miles de aficionados de ambos equipos se echaron literalmente a las calles para protestar por la medida y defender los intereses de sus equipos.

 

Tras 16 días de sufrimiento entre los aficionados de históricas entidades, la Asamblea de la Liga formada por los presidentes de los clubes profesionales, expiaron las culpas al ‘sevillismo’ y ‘celtismo’ para retornarles a la máxima división.

Este hizo que Albacete y Valladolid, que ya habían descendido a Segunda por deméritos deportivos, reclamaran y la LFP tuviera que tomar una decisión salomónica conformando una Liga de 22 equipos.

Casualidad o no, ahora sucede algo similar con Deportivo y Numancia aferrándose a la permanencia en Segunda por el Caso Fuenlabrada, equipo que no jugó su partido en Coruña por los múltiples positivos por COVID-19 siendo el único partido de la jornada sin disputarse. De momento el Comité de Competición mantiene el partido en el aire y justo 25 años después, otra decisión mantiene en vilo los corazones de dos ciudades y de decenas de miles de aficionados que no saben si acabaran en sueño o pesadilla.