Real Madrid 2-2 Elche: Militao salva un punto in extremis | OneFootball

Real Madrid 2-2 Elche: Militao salva un punto in extremis

Logo: Un 10 Puro

Un 10 Puro

El Madrid remonta los dos tantos iniciales del Elche en la recta final del encuentro y saca un punto de oro para mantener distancias en la lucha por el título

Real Madrid y Elche se enfrentaban esta tarde en el Santiago Bernabéu en un encuentro marcado por el homenaje a Paco Gento en la previa del partido.

Primera parte: Édgar Badia echa el cerrojo y Boyé pone la puntilla

El Madrid saltaba hoy al terreno de juego con la intención de lograr los tres puntos para aprovechar el pinchazo del Sevilla en el día de ayer y aumentar la distancia con su perseguidor en la carrera por el título.

Para ello, los de Ancelotti volvieron a apostar por el 1-4-3-3, con Hazard partiendo desde el costado diestro como principal novedad en el once blanco.

Por su parte, el Elche optó por dibujar un 1-4-4-2 sobre el césped, con Lucas Boyé descolgado arriba para aguantar el balón y la línea de zagueros muy adelantada defendiendo a campo abierto.

Los merengues se mostraron superiores desde el inicio del encuentro y, mediante la posesión del esférico y una gran presión en bloque en campo rival, se impuso a su rival y volcó el juego sobre la puerta ilicitana.

Apenas 10 minutos iba a tardar en llegar la primera ocasión de peligro del partido. Vinicius trazaba la pared con Benzema y, tras un gran recorte en el área, sacaba el disparo a portería, pero se encontraba con Édgar Badía.

También Benzema, tras pinchar un gran balón entre centrales, y Casemiro, con un tiro desde la frontal, pusieron a prueba al guardameta visitante, pero el cancerbero cuajó una primera parte extraordinaria y protegió su portería sin titubear.

A la media hora de juego iba a llegar la ocasión más clara para los merengues de abrir el marcador. Vinicius se internaba en el área por el costado izquierdo y era derribado por Palacios, que cometía penalti. Karim Benzema tomaba la responsabilidad de patear la pena máxima, pero el disparo del francés se marchaba por encima del travesaño.

El Elche estaba sufriendo con cada llegada madridista, pero la gran actuación de su cancerbero los mantenía con vida en el encuentro y, en la primera aproximación de peligro de los ilicitanos, Lucas Boyé iba a abrir el marcador.

Pasado el minuto 42 de partido, Fidel se marchaba por el costado izquierdo y sacaba un centro teledirigido al área para que el ariete cabeceara a placer al fondo de las mallas.

El Madrid no se amedrentó pese al tanto en contra y, en la acción inmediatamente posterior, una gran dejada de Benzema habilitaba a Mendy en el mano a mano, pero Édgar Badia volvía a vestirse de héroe y salvaba la acción con una gran mano abajo.

Ya en el último minuto del primer tiempo, Toni Kroos volvería a tener la oportunidad de empatar el encuentro con un tiro libre que se colaba por la escuadra izquierda de la portería, pero de nuevo se encontraba con una gran mano del guardameta que despejaba el peligro.

Finalmente, tras 45 minutos teñidos de blanco, una gran acción de Lucas Boyé ponía el lunar al primer tiempo madridista y mandaba el partido a vestuarios con 0-1 en el marcador.

Segunda parte: Los blancos lucharon hasta el final, pero no fue suficiente

El Madrid quiso seguir con el mismo guión de partido en la segunda mitad y volvió a poner contra las cuerdas a su rival en los primeros compases de la segunda mitad provocando un nuevo penalti. Sin embargo, la pena máxima no llegaría a ejecutarse. El VAR revisó la acción y, tras considerar que el toque de Palacios no era suficiente para derribar a Hazard, llamaba al colegiado y anulaba el penalti.

Esta acción, sumada a la lesión de Benzema, que tuvo que abandonar el terreno de juego por problemas musculares, enfrió los ánimos de los jugadores blancos, que comenzaron a mostrarse imprecisos en el pase y a impacientarse en determinadas acciones.

Con el marcador adverso, Ancelotti quiso reaccionar desde el banquillo y dio entrada a Rodrygo por Kroos para variar el sistema a 1-4-2-3-1.

El cambio de dibujo espoleó a los merengues, que se lanzaron a tumba abierta a por la remontada y embotellaron al Elche en campo propio apretando en la presión arriba y generando mucho peligro por los costados.

A los 70 minutos de juego, Vinicius iba a tener la ocasión más clara de la segunda mitad para igualar el marcador, pero el disparo cruzado del brasileño se marchaba lamiendo la madera.

El Madrid estaba volcado en ataque, jugando en el alambre atrás, y a falta de un cuarto de hora para la conclusión, un disparo cruzado de Pere Milla doblaba la ventaja ilicitana y dejaba al líder en la lona.

Los blancos no iban a rendirse pese al jarro de agua fría del 0-2, y en la acción inmediatamente posterior al tanto Casemiro estrellaba el balón contra el larguero con un gran cabezazo.

A los 80 minutos de juego, el colegiado volvería a señalar penalti a favor del Madrid por tercera vez en el encuentro, esta vez por mano de Pere Milla a la salida de un córner, y Luka Modric recortaba distancias desde los once metros.

El líder no tiraba la toalla y se lanzaba en tromba a por la igualada, y ya en el descuento Militao de cabeza se elevaba en el segundo palo por encima de Mojica y ponía el 2-2 en el electrónico

Finalmente, tras un final de partido loco, el silbato del colegiado señalaba la conclusión del encuentro y certificaba el reparto de puntos entre ambos equipos.

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación