Rayados gana, golea y gusta

Logo: Fútbol Regio

Fútbol Regio

Rayados fue una verdadera máquina en la cancha del Estadio Azteca y terminó pasándole por encima a Cruz Azul al golearlos para amarrar su pase a la final de la Concachampions.

Un partido espectacular, con goles de gran factura, buen ritmo de juego, pero la mala nota la dio un sector de la afición cementera, que obligó a parar el encuentro en el segundo tiempo por realizar el grito homofóbico.

Javier Aguirre y sus pupilos, entendieron la necesidad de ganar y brindaron su mejor partido en lo que va del año, ni más ni menos que contra el campeón del futbol mexicano.

Apenas al 7‘ del encuentro los albiazules se fueron adelante en el marcador, por medio de Maxi Meza, a quien le llegó un balón tras una jugada por derecha, tras pasar por los pies de Funes Mori y CharlyRodríguez, para el 1-0 de la Pandilla.

Los celestes respondieron pronto para meterse de nuevo en la serie, cuando Orbelín Pineda realizó un cobro de tiro libre raso y potente al 9′, para hacer el 1-1 del encuentro y acercar a Cruz Azul 2-1 en el global.

Duván Vergara levantó la mano y dijo presente, al realizar una jugada individual por izquierda del área, luego de recibir un cambio de juego de Meza, recortó hacia afuera la marca de Rivero y de zurda anidó la pelota en las redes para el 2-1 del juego y 3-1 en la pizarra global.

La polémica del VAR llegó cuando al 23′ Meza filtró una pelota para Vergara que parecía estar adelantado, pero antes de que la esférica llegara al colombiano, Ignacio Rivero se barrió tratando de despejar, pero el rebote le llegó al Mellizo que sin pensarlo remató de zurda para el 3-1.

En primera instancia la jugada se anuló por fuera de lugar de Duván, pero del VAR llamaron a Ramos Palazuelos para que revisara la acción y determinó conceder el gol a la Pandilla y con esto llegó el 4-1 global.

Cruz Azul se desfondó, apareció el grito homofóbico en la tribuna y tras el segundo gol del Mellizo al 52′ para el 4-1 del partido y 5-1 global, se intensificó el grito por lo que el partido tuvo que detenerse.

Los equipos fueron enviados a los vestidores durante 10 minutos y tras su regreso se jugó un trámite, pues todo estaba definido y ahora el Monterrey disputará su quinta final de la Liga de Campeones de Concacaf frente a las Águilas.

Mencionados en este artículo
Ver detalles de la publicación