Poseidón no tiene un solo tridente | OneFootball

Poseidón no tiene un solo tridente

Logo: Sphera Sports

Sphera Sports

En el fútbol nos encanta el espectáculo. Nos encantan los jugadores capaces de marcar diferencias, los que son los mejores en lo suyo, los que -ya sea con individualidades o haciendo jugar al equipo- logran el objetivo final. Y si lo pueden hacer de manera vistosa, mucho mejor. En la parcela ofensiva, como no podía ser de otra forma, estos jugadores son siempre los más cotizados y tener a uno es sumamente complicado. Todos queremos jugadores diferenciales. Pues imagínate no tener uno, sino tres. Una línea de ataque compuesta por tres jugadores capaces de sacarse las castañas ellos solos del fuego o servírselas en bandeja a su compañero. Cuando una asociación de este tipo sucede los denominamos ‘tridentes’ por el daño que son capaces de hacer al rival. Aprovechando la marcha de Sadio Mané del Liverpool, voy a hacer un breve repaso a los tridentes más relevantes que hemos visto este siglo.

La triple R carioca

El comienzo de siglo estuvo dominado por el fútbol brasileño. En esos años pudimos ver al tridente ofensivo de la selección de Brasil, compuesto por Rivaldo, Ronaldo y Ronaldinho. Pese a que no coincidieron en el FC Barcelona -los tres vistieron sus colores-, sí lo hicieron en la ‘canarinha’, algo por lo que los aficionados brasileños todavía dan gracias. Fueron los principales artífices el logro conseguido en el Mundial de Corea y Japón en 2002. Entre los tres anotaron 15 de los 18 goles que llevaron a su selección a coronarse como campeones del mundo. Sin duda, uno de los tridentes más potentes de la historia del fútbol.

Rivaldo, Ronaldo y Ronaldinho (Fuente: GettyImages)

El primer tridente del Barça

Ya en la era post Ley Bosman, los equipos comenzaron a fichar con mayor libertad estrellas de renombre internacional. No solo para asegurarse una cantidad de goles X -algo que ciertos jugadores pueden hacer-, sino también enfocándose en el marketing. No sé si tiene algo que ver pero, coincidiendo con esa época, el Barça comenzó a construir un equipo que, se dice, fue la base para recobrar el espíritu ganador y, por tanto, el preludio del mejor Barça de la historia.

Tras 5 años de sequía en cuanto a títulos, el Barcelona formó un tridente ofensivo compuesto por Samuel Eto’o, Ronaldinho y un joven Leo Messi que de promesa pasó a realidad. Este tridente logró una Champions y dos ligas además de, como decía antes, asentar las bases del mejor Barça de la historia.

La MSN

Probablemente el tridente más poderoso de la historia reciente del fútbol. En mi humilde opinión, el mejor de esta lista seguido de cerca por ‘la triple R carioca’. La parcela ofensiva del FC Barcelona estaba compuesta por Leo Messi, líder absoluto y ya más que consagrado como el mejor jugador del mundo; Luís Suárez, uno de los mejores delanteros centro del momento y seguramente de la historia; y Neymar Jr, la nueva era del talento brasileño hecho persona. Además, estos tres eran prácticamente mejores amigos también fuera del campo, lo que muy probablemente favorecía su entendimiento a la hora de jugar.

En las tres temporadas que estuvieron juntos lograron 10 títulos, incluido el triplete del Liga, Copa y Champions. En esos años, el Barça ganó el 76,2% de los partidos con un promedio goleador de 2,9 goles por partido, un total de 519 goles entre las tres temporadas. En la temporada 15/16, la segunda, marcaron el 77,1% de los goles del equipo (131 de 170), récord histórico. Este tridente terminó con la marcha de Neymar al PSG en el traspaso más caro de la historia del fútbol.

Luís Suárez, Neymar y Messi (Fuente: GettyImages)

La BBC

Se dice que la BBC surgió como respuesta a la MSN. No sé si fue así o no, pero en todo caso les salió bastante bien. El Real Madrid logró juntar a Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema, otras de las grandes estrellas del momento. Duró un año más que la MSN, pues se formó en la temporada 13/14 con la llegada de Bale, y se deshizo en el verano de 2018 con la salida de CR7 rumbo a Turín. Lograron 13 títulos entre los que destacan las tres Champions League consecutivas de 2016, 2017 y 2018. En esos años, el Madrid ganó el 71,7% de los partidos con un promedio de 2,7 tantos (784 en total). El récord del tridente blanco fue en la temporada 15/16, en la que lograron anotar el 71% de los goles de su equipo, 98 de 138.

Pese a que los números goleadores sean un poco inferiores a la MSN, el mérito de lograr tres Ligas de Campeones consecutivas no puede ser ignorado. Pese a ello, considero que los títulos son un trabajo de equipo, por lo que, a la hora de analizar tridentes ofensivos, la vara de medir debe estar también en otros datos como los que estamos analizando. En cualquier caso, dos tridentes que dan mucho miedo.

El último tridente

No solo es el último de esta lista, sino el último en ser desmantelado, hace escasas horas. Estoy hablando del sector ofensivo formado por Sadio Mané, Roberto Firmino y Mohamed Salah. Un tridente verdaderamente temible, con capacidad creativa, velocidad, acierto de cara a gol… completísimo. Además, un equipo adaptado al fútbol más moderno de la Premier League. Si bien es cierto que Firmino está desapareciendo gradualmente del equipo por las incorporaciones de otros futbolistas de ataque, este tridente vio tres finales de Champions en cinco años -que se dice pronto-, de las cuales solo pudo ganar una.

Tras la confirmación del fichaje de Sadio Mané por el Bayern, decimos adiós al tridente ‘red’, dejando al del PSG como único verdaderamente poderoso.

Imagen de cabecera: Liverpool FC

Ver detalles de la publicación