¿Por qué Xavi insiste tanto con Dembélé? | OneFootball

¿Por qué Xavi insiste tanto con Dembélé?

Logo: 90min

90min

Para nadie es un secreto que desde la llegada de Xavi, uno de los más beneficiados es el jugador francés, Ousmane Dembélé.

Hace un par de meses comenzaba lo que sería otro culebrón más en Can Barça (luego de la partida de Messi), que sacudiría con fuerza no solo a la afición, sino también al cuerpo técnico y era la postura negativa del entorno del francés hacia la oferta de renovación que el club le ofrecía. La directiva del Barça había dado ya un ultimátum a Dembélé; tenía que marcharse. No obstante, aún conociendo el contexto a la perfección, Xavi tenía otros planes con él.

La importancia de Dembélé en el sistema táctico de Xavi

Xavi siempre tuvo claro su intención para con el Barça incluso antes de ser llamado para convertirse en entrenador del equipo culé; rescatar, pulir y llevar a la práctica el clásico 4-3-3 que tanto caracteriza al FC Barcelona.

Para intentar ensanchar el campo y partir la defensa rival, Xavi siempre ha insistido en tener extremos bien abiertos, casi pisando la raya del lateral. Según el dinamismo que el equipo esté plasmando en el momento, fijar los laterales rivales con extremos, hará que otros espacios puedan aparecer al momento de progresar con balón. Pero no solo cualquier extremo es lo que pide el míster y es allí donde entra en acción el francés.

A Xavi le encanta Dembélé. No solo por su naturaleza como extremo sino también por su capacidad de eliminar rivales. Un extremo explosivo capaz de provocar una revolución y muchos dolores de cabeza a sus marcadores. Atraer y atacar. La toma de decisiones en un extremo moderno es muy importante, generalmente por la velocidad de las jugadas en las que participa. Cortar hacia adentro cuando el lateral desdobla, asociarse y participar en la elaboración del juego, desbordar hacia afuera y también hacer coberturas en defensas, es lo que cualquier entrenador espera de sus extremos.

La prioridad para un equipo como el Barça de Xavi, es tener la pelota. La posesión es un recurso casi obligatorio que está impreso en el ADN y estilo de juego del club.

Partiendo de esa premisa, el entrenador y sus jugadores más inteligentes saben que al estar en posesión de la pelota, forzarán al rival a cerrar pasillos interiores y defender cercanos a su área. Ahí entran en acción los extremos; generando amplitud y peligro por el sector más débil del rival.

Dembélé ha sido muy criticado por la cantidad de lesiones que ha tenido y además por su pobre rendimiento desde que llegó a Barcelona, pero desde la llegada de Xavi el extremo francés ha mejorado y hoy es pieza fundamental para el proyecto del entrenador.

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación