No hay talento, pero tampoco hay equipo (0-1) | OneFootball

No hay talento, pero tampoco hay equipo (0-1)

Logo: Madrid-Barcelona.com

Madrid-Barcelona.com

El Efecto Xavi se desvanece. Ante el Betis, ni juego, ni mejoría. NI siquiera flor. El Barça de Xavi es el mismo Barça vulgar de Koeman y de Quique Setién. Un gol, y de penalti, en los tres primeros partidos de Xavi en el Camp Nou. Un victoria, de penalti, un empate a cero y una derrota. Más que preocupante a cuatro días del ser o no ser del Barça en la Champions en Múnich ante el Bayern. El Barça de Xavi tampoco ha sido capaz de anotar hoy un gol ante el Betis. 0-0. Un mes después de aterrizar en el Camp Nou, Xavi no consigue hacer despegar al Barça.

Quedando Dembélé en el banquillo, a Xavi no se le ocurre más opción para cambiar el signo de los partidos que sacar al francés en los últimos minutos para ver qué pasa. Es tanto como admitir el fracaso del planteamiento de inicio de partido o como reconocer que con esta gente poco más se puede hacer. Ya lo dijo Koeman y le crucificaron por eso..

La culpa no era del entrenador

Seguramente Xavi les ha dicho a sus jugadores que tienen que presionar delante, que tienen que tocar el balón con velocidad, que deben buscar las triangulaciones, que deben atreverse a disparar a puerta y que deben jugar verticales buscando siempre la portería del rival. Seguro que todo eso se lo ha dicho en la caseta, pero este Barça no reacciona.

Por si alguien tenia dudas, la culpa no era de Koeman, ni de Quique Setién, ni de Ernesto Valverde. Los del banquillo no juegan, y los que juegan son los que fallan, los que se apartan del ADN Barça y en algunos casos no se muestran dignos de defender esa camiseta.

Mucha posesión y pocas ocasiones. Coutinho tuvo una en la primera mitad, pero después de un inicio esperanzador del Barça, el Betis se hizo con el mando del partido y los hombres de Xavi no eran capaces de dibujar algo coherente en el césped del Camp Nou.

Gavi abandonó el campo tras un choque con Bellerín y Riqui Puig salió en el minuto 36. Pero como si nada. El Barça ha perdido la frescura y ha ido de más a menos invitando al Betis a tomar la iniciativa. Practicando e Barça un juego lento y previsible, el equipo andaluz apenas ha sufrido ante los tímidos ataques barcelonistas. Coutinho y Abde han ido desapareciendo y a Memphis, aislado, no le llegaba juego.

Y en el minuito 52 el VAR ha salido al rescate del Barça anulando un gol a Juanmi. A media hora del final Xavi ha puesto en juego a Dembélé y Frenkie De Jong en lugar de Coutinho y Nico.

Como ya empieza a ser habitual, Dembélé ha revolucionado el partido y el Barça ha llegado con más claridad a la portería bética. De hecho, suyas an sido todas las oportunidades de gol del Barça. O él o nadie. Pero la pelota no quería entrar.

En el minuto 64 el Betis reclamó una mano de Alba dentro del área y en el 78 llegó el mazazo final con el gol de Juanmi que hundía al Barça definitivamente en una Liga maldita en la que ya no aspira a nada. Si no reacciona pronto, ni a conseguir la cuarta plaza que da acceso a la Champions League. Con el Betis ya a siete puntos, la misión empieza a parecer imposible.

Y lo peor es que en los últimos minutos, cuando el Barça tenía que comerse el munjdo para intentar desfacer el entuerto, se ha adivinado una falta de intensidad preocupante en el juego. ¿Dónde quedó la ilusión de Xavi? Más de lo mismo. Estamos en diciembre y la liga no tiene más aliciente para el Barça que saber si será capaz de neutralizar los siete puntos de ventaja que le lleva el Betis y aspirar así a jugar la Champions League por la puerta de atrás.

Demasiado pasotismo. No parece que la llegada de Xavi haya despertado alguna ilusión en estos hombres. El Barça es un juguete roto. Y Lo parecía con Koeman y lo sigue pareciendo con Xavi. Recurrir a Luuk De Jong en los últimos compases de partido deja una idea del grado de desesperación del nuevo técnico, que vino al Barça, a su Barça, a arreglarlo todo y va a acabar sumergido y contagiado en la mediocridad que impera en este vestuario.

Sin Ansu Fati y Pedri, este Barça está obligado a ganar sin agobios al Betis. Al Barça le falta talento, sí. Pero los que estaban sobre el césped vestidos de blaugrana están a años luz de talento de sus rivales. El problema es que no hay cracks y tampoco hay equipo.

Ficha técnica

FC Barcelona, 0- Betis, 1

FC Barcelona: Ter Stegen, Dest, Araujo, Lenglet (Piqué, 81'), Jordi Alba, Busquets, Nico (De Jong, 58'), Gavi (Riqui Puig, 36'), Abde (Luuk de Jong, 81'), Coutinho (Dembélé, 58') y Memphis.

Real Betis: Rui Silva, Bellerín, Bartra, Víctor Ruiz, Alex Moreno, Guardado, Guido Rodríguez, Ruibal (Tello, 63'), Canales, Juanmi (Borja Iglesias, 81') y Willian José (William Carvalho, 70').

Árbitro: González Fuertes (colegio asturiano). T.A.: Nico González (42')/Willian José (13').

Campo. 66.520 espectadores.

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación