Nápoles 1-1 Inter: Eriksen rescata un punto para seguir siendo ‘muy líderes’

Logo: Un 10 Puro

Un 10 Puro

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/crop/face?h=810&image=https%3A%2F%2Fun10puro.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F04%2FNAPOLES-INTER-2-scaled.jpg&q=25&w=1080

Un tanto del danés en el 55′ puso las tablas en el marcador tras un gol en propia meta de Handanovic para seguir en la línea ascendente hacia el título.

Con este tanto, los interistas rompen su racha de 11 victorias consecutivas y se sitúan en la cima de la Serie A con 75 puntos con una distancia de 9 puntos respecto al máximo perseguidor, el Milan, y 11 y 13 con Atalanta y Juventus respectivamente

Batalla de banquillos

Los primeros 45’ brindaron a los espectadores una lección de táctica de dos entrenadores experimentados y veteranos como Conte y Gattuso. El técnico de los partenopeos planeó una primera parte intensa en que sus jugadores presionaran agresivamente a los zagueros y mediocampistas del Inter, con el fin de que estos se deshicieran del balón ante una presión tan asfixiante y que tan pronto como pudieran los napolitanos volvieran a atacar. Conte apenas realizó ninguna variación táctica de la racanería propugnada de las últimas fechas, basado en refugiarse en su área y que la dupla Lukaku-Lautaro solucionara el partido al contraataque.

El guion impuesto por el ex entrenador del Milán pareció vencer al de Conte y el dominio en el encuentro se vio plasmado de buenas a primeras. Imponer una presión pegajosa por parte de los locales también significaba tomar las riendas de la posesión y del rumbo del partido. Los sureños se abalanzaron hacia las inmediaciones de Handanovic. Sin embargo, el peligro generado por los de Gattuso no acababa de traducirse del todo en ocasiones claras de gol, aunque poniendo en aprietos a un Inter pasivo.

Por su parte, los nerazzurri defendieron con uñas y dientes el resultado esperando una posible contra que desequilibrara la pugna por los tres puntos. Ante la asfixia producida por la imposibilidad de poder jugar plácidamente, los lombardos buscaron incesantemente las espaldas de la defensa rival y las carreras de un Lukaku que una vez tras otra topó con un brillante Koulibaly que le secó en la primera mitad como muy pocos defensas en el mundo son capaces de hacer. Se presenció a un Inter desangelado ofensivamente, con líneas separadas y sin mantener un bloque fijo que se rebelara ante el dominio local e impusiera su control como líder indiscutible del Calcio.

Los partenopeos seguían a la suya y en la jugada menos intencionada llegó el tanto que rompería la igualada. Handanovic blocó un balón de un centro lateral y al lanzarse al suelo para blocarlo de Vrij que venía con impulso por un choque acabó de empujar al guardameta esloveno hacia el fondo de las mallas. Llegó el premio a la insistencia doblegando a la defensa menos goleada del campeonato en un error inusual de dos pilares imprescindibles del proyecto de Conte.

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/resize?fit=max&h=648&image=https%3A%2F%2Fun10puro.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F04%2FNAPOLES-INTER-1000x600.jpg&q=25&w=1080

La noche danesa

En la segunda mitad, se notó a un Inter diferente y más reconocible, dejando a un lado la especulación para aportar más juego y valentía a la hora de crear. Para ello Eriksen fue fundamental. El ex del Tottenham ha sido clave en la segunda vuelta para alcanzar la cima de la Serie A gracias a su visión y su creatividad.

El resurgir del segundo tiempo de los de Conte pasó por las botas de Eriksen que arrebató la posesión a los napolitanos y oxigenó a los atacantes interistas que prácticamente no habían podido acercarse a el área de Meret. Es bien sabida la gran efectividad de los interistas y la manera en la que aprovechan la mínima concesión para demostrar su pegada y delantera punzante. Los nerazzurri, que habían tenido pocas ocasiones debido a las tácticas defensivas de Conte, encontraron puerta después de un zurdazo potentísimo de Eriksen que aprovechó un rechace de un centro de Achraf.

El empate no cumplió con las expectativas puestas en él ya que en vez de que los líderes intentaran darle la vuelta al marcador, volvieron al planteamiento inicial dando por bueno el punto en la longeva carrera por el Scudetto. A partir de aquí, el Nápoles quiso, pero no pudo y los visitantes echaron el cerrojo. Tan solo un tiro de Politano al palo en los últimos compases pudo agitar de nuevo el encuentro pese a no tener éxito.

El Nápoles seguirá luchando por entrar en la Champions, estando a dos puntos de la Juventus que ostenta la 4ª plaza, y el Inter a 7 fechas del final de la liga va directo a sepultar cuanto antes la racha Juventina de 9 años ganando el Scudetto.

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/resize?fit=max&h=648&image=https%3A%2F%2Fun10puro.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F04%2FNAPOLES-INTER-2-1000x600.jpg&q=25&w=1080