¡Nada está perdido! Los cinco motivos que invitan al optimismo en el Barça

Logo: FCBN

FCBN

Es imposible negar que el comienzo de temporada del FC Barcelona ha estado muy lejos de cumplir las expectativas. Las decisiones drásticas, fuga de estrellas y la falta de 'cracks' de primer nivel iban a afectar directamente en el rendimiento del equipo, pero probablemente nadie se esperaba que fuese a tal medida, que invitan a preguntarse si este Barça es capaz de superar la fase de grupos. La situación es alarmante, es cierto, pero no es el 'final' del cuadro azulgrana ni mucho menos una sentencia de lo que será el presente curso que va a penas va comenzando. 

La exigencia en el Barça siempre es máxima y las temporadas de 'transición' son inadmisibles para un club con tanta historia y éxitos, por lo que la única opción es buscar soluciones inmediatas y mejorar la proyección del equipo para que vuelva a ser competitivo y pelee por los títulos. No significa que puedan ganarlo todo, pero sí deben demostrar que no quieren rendirse tan fácilmente como dio la sensación este martes en el Camp Nou. Hay que pelear y sudar hasta el último minuto para defender la elástica blaugrana. Y probablemente esa sea una de las claves.

Tiempo al tiempo: La temporada va comenzando

El Barça no está acabado ni mucho menos. Es injusto dar por sentenciado al equipo cuando, literalmente, acumula cuatro partidos en esta temporada, tres en LaLiga y uno en la Champions League. La imagen que han dejado ha sido alarmante, pero hay tiempo de revertirlo y mejorar la actuación del equipo. Las próximas semanas serán claves y Ronald Koeman tiene que encontrar las respuestas a las -mil- dudas que ha dejado su planteamiento, sobre todo ante el Bayern. Entre tanto, irá recuperando a jugadores que pueden ser importantes, como Ansu Fati, y es algo que cambiaría la imagen de los culés. En definitiva, no es momento de sacar conclusiones y esperar, tener paciencia y confianza en el equipo, aunque sea difícil. 

Refuerzos en camino

Hay que tomar en cuenta que, un año más, las lesiones no han dado tregua al Barça y la enfermería, de momento, está repleta. Ansu Fati, después de diez meses en el dique seco, regresará en las próximas dos semanas, algo que sería un refuerzo importante para la delantera de Ronald Koeman, que está en 'cuadros', con Memphis Depay y Luuk de Jong como referentes. Además, posteriormente regresarán Dembélé Agüero, quienes no se han estrenado en esta campaña por sus respectivas lesiones. 

Las jóvenes promesas, importantes

Jugadores como Ansu Fati y Pedri González, los dos 'cracks' más jóvenes del Barça, son un motivo para el optimismo y para mantener las esperanzas, sobre todo cuando vuelvan a jugar juntos. Son los dos futbolistas con mayor proyección del cuadro azulgrana, por lo que tienen toda la pinta de que pueden ser claves para la reconstrucción del equipo en este curso. Podrían compartir en el terreno de juego a final del mes de septiembre, ya que el grancanario será baja hasta esa fecha. El choque ante el Atlético, el 2 de octubre, está apuntado en el calendario. 

Nuevos líderes en el equipo 

El papel de los 'pesos pesados' quedó cuestionado en el choque ante el Bayern de Múnich. Sergi Roberto y Jordi Alba recibieron silbidos en el Camp Nou por su rendimiento, mientras que Gerard Piqué y Sergio Busquets fueron muy discutidos. Lo cierto es que, en medio del desastre, surgió un Ronald Araújo que se vistió de líder en la zaga defensiva y que mantuvo el orden, como si tuviese cinco años de experiencia en el fútbol de primer nivel. El charrúa, además, cometió muy pocos errores en un partido en el que todo el Barça estuvo sin acierto en todo el campo. 

Los jóvenes de 'La Masía', al rescate 

Lo único que celebró el Camp Nou en el naufragio ante el Bayern fue la participación de los jóvenes talentos del Barça. Jugadores como Alejandro Balde y 'Gavi' fueron aplaudidos porque mejoraron enormemente la puesta en escena del equipo dirigido por Ronald Koeman. Demostraron personalidad, carácter y ganas de pelear por cada balón. Un factor que es clave para los azulgrana. A eso hay que sumarle el talento de Yosuf Demir, el fichaje estrella del Barça para el filial que terminó ganándose un puesto en el primer equipo, sin olvidar a un Nico González que apunta a ser el reemplazo natural de Busquets en la medular. 

Mencionados en este artículo
Ver detalles de la publicación