Milan 1-1 Estrella Roja: Kessié y Donnarumma mandan al Milan a octavos

Logo: Un 10 Puro

Un 10 Puro

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/crop/face?h=810&image=https%3A%2F%2Fun10puro.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F02%2Ffbl-eur-c3-ac-milan-crvena-zvezda-1-scaled.jpg&q=25&w=1080

El Milan hace valer los dos goles marcados en Belgrado para pasar a la siguiente ronda de la Europa League.

Milan y Estrella Roja se enfrentaban en la vuelta de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League, en una eliminatoria abierta aunque decantada para los italianos tras el 2-2 de la ida.

Primera Parte

El partido arrancó y el equipo serbio avisó desde un primer momento que no venía a pasar el rato. Fue dueño del balón durante los primeros compases, buscando en todo momento acercarse al área rival. Pero en una jugada repleta de carambolas, tras tres despejes fallidos por parte de la zaga visitante, Krunić cazó la pelota en la frontal y el balón se estrelló en el brazo de Gobeljić, que por un momento pensó que se “iría de rositas”. La jugada fue revisada por el VAR y Gil Manzano se acercó al monitor para observarla de nuevo y finalmente decretar la pena máxima, que convirtió Kessié con un disparo flojo al centro a los 9′. Tras anotar el penalti, el marfileño realizó un emotivo gesto al mostrar una camiseta en honor a Willy Ta Bi, jugador de la Atalanta fallecido esta semana por un cáncer de hígado. En la camiseta se podía leer “A DIEU CHAMPION TA BI WILLY” (ADIÓS CAMPEÓN).

Tras el 1-0, el conjunto visitante trató de reaccionar, y vaya si lo hizo. A los pocos minutos Ivanic marcó en un saque de esquina, pero la jugada quedó anulada por mano de Pankov en el rebote previo. Instantes después, Ben Nabouhane envió un balón directo a la cruceta en una falta botada desde la frontal del área. Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Y así fue. Ivanic filtró un pase medido para la carrera de Ben, que disparó cruzado y vio como el balón se colaba entre las piernas de Romagnoli para poner el 1-1 en el marcador a los 24′. La eliminatoria quedaba más viva que nunca, con todavía más de media hora de juego por delante.

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/resize?fit=max&h=721&image=https%3A%2F%2Fun10puro.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F02%2Ffbl-eur-c3-ac-milan-crvena-zvezda-scaled.jpg&q=25&w=1080

A partir de aquí, los minutos finales de la primera mitad se convirtieron en un intercambio de golpes constantes, pero ninguno de ellos efectivo. Se marchó así el partido al descanso.

Segunda Parte

Los segundos 45 minutos arrancaron con otro claro dominador, esta vez el Milan. El conjunto italiano puso una marcha más e Ibra dejó en bandeja un balón a Rebic, que perdonó el 2-1 a los 53′. No obstante, los hombres de Dejan Stankovic dieron más sensación de peligro con algún disparo de Ivanic y Kanga. Acto seguido, primero Sanogo, y luego Gobeljić, tuvieron el gol que daba el pase a su equipo, pero Donnarumma decidió aparecer para salvar a su equipo con una parada antológica.

Lo más probable es que Gobeljić borre de su memoria este partido, porque tras provocar el primer penalti y fallar el rechace de la parada de ‘Gigi’, a los 30 segundos realizó una falta en el centro del campo que supuso la segunda amarilla, a los 70′. El futbolista serbio dejaba a su equipo con un hombre menos y le daba un vuelco a la eliminatoria. El conjunto italiano lo aprovechó para respirar y generar algo de peligro. De hecho, en el minuto 74, tras un contraataque trazado a la perfección, Ibra dejó de cara el balón para que Saelemaekers marcara el 2-1, pero el sueco se encontraba en posición antirreglamentaria.

El partido se fue durmiendo y, ya en el 91′, Rebić tuvo la sentencia, pero el también se durmió. El cuadro de Belgrado lo intentó una última vez, consciente de que un gol lo metía en la siguiente ronda, pero Gil Manzano decidió ser protagonista también y señaló el final del partido justo cuando el equipo visitante se disponía a lanzar un saque de esquina, lo que generó el estallido de protestas por un lado y el estallido de alegría por otro lado. El Milan supo sufrir y estará en el bombo de los octavos de final de la UEFA Europa League, tras el 3-3 global de la eliminatoria.