Messi, otra vez baja en el entrenamiento

Logo: Jornada Perfecta

Jornada Perfecta

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/crop/face?h=810&image=https%3A%2F%2Fwww.jornadaperfecta.com%2Fblog%2Fwp-content%2Fuploads%2F2019%2F10%2FMessi-2.jpeg&q=25&w=1080

Messi ha vuelto a ser baja en el entrenamiento de este viernes. El astro argentino sigue sin recuperarse de unas molestias musculares que dejan en duda su participación en la final de la Supercopa de España. El conjunto de Ronald Koeman, que venció en la tanda de penaltis a la Real Sociedad, se medirá al Athletic Club. Los rojiblancos superaron al Real Madrid gracias a los tantos de Raúl García.

El técnico holandés reconocía en la rueda de prensa posterior al encuentro ante los donostiarras que no desconocía si Messi iba a poder jugar este domingo. “Ojalá. No sé, hay que esperar”, comentaba al respecto”. Parece que, dos días más tarde, aún tendrá la misma duda, ya que su ausencia en la sesión de este viernes solo sirve para mantener la incógnita.

Aún no está descartado, ni mucho menos, pero informa ‘AS’ de que podría sufrir una elongación. Esta lesión muscular es leve y no debería impedir su participación en la jornada 20 de LaLiga. Aún quedan dos días para que se dispute ese partido, aunque en caso de confirmarse la información del citado medio, estaría prácticamente descartado. El tiempo de recuperación es corto, pero requiere algo más de reposo. Una mala decisión podría desembocar en una rotura muscular, situación que dejaría al Barça sin Leo Messi durante varias semanas, en función del grado y de la evolución.

Ter Stegen fue el héroe y Riqui Puig decidió

El portero alemán evitó la derrota de su equipo gracias a unas manos que fueron providenciales. El germano realizó un partido de sobresaliente hasta la prórroga, ya que solo pudieron batirle desde el punto de penalti. Oyarzabal no falló, pero sí que lo hizo en la tanda de penaltis. Ahí estuvo Ter Stegen para darle el pase a su equipo, aunque quien decidió fue Riqui Puig. El joven canterano tiró el quinto y definitivo. Su tanto sirvió para darle la victoria al Barcelona, que dejó a la Real Sociedad en la cuneta.