Luuk de Jong, de cesión polémica a marcharse por la puerta grande del Camp Nou | OneFootball

Luuk de Jong, de cesión polémica a marcharse por la puerta grande del Camp Nou

Logo: FCBN

FCBN

La cesión de Luuk de Jong al FC Barcelona, el verano pasado, fue uno de los movimientos más discutidos en el mercado. Pocos entendieron la insistencia de Ronald Koeman en llevar al Camp Nou a un jugador que era el suplente del suplente en el Sevilla, de manera literal. Con sorpresa, la apuesta fue aceptada y el neerlandés se marcha del cuadro azulgrana siendo un jugador muy respetado por la afición. Tras el último partido de LaLiga, el delantero fue aplaudido en modo de despedida, puesto en breve regresará a las filas del conjunto sevillano.

Luuk se marcha del Barça tras haber disputado únicamente 936 minutos de juego, repartidos en un total de 29 partidos (21 en Liga, cuatro en Europa League, tres en Champions y uno en la Supercopa de España), en los que aportó siete goles y una asistencias. Participó en un gol cada 117 minutos con el Barça y se vistió de héroe en cuatro oportunidades.

Por ejemplo, contra el Levante marcó el 2-3 en el minuto 90+2con un cabezazo imparable tras un centro de Jordi Alba. Había entrado al terreno de juego en el minuto 84' para reemplazar a Pierre-Emerick Aubameyang, justo después de que Melero igualara el marcador desde el punto penalti y para hacer lo que mejor sabe: cabecear centros en el área. No falló y dio, 'in extremis', tres puntos claves para el Barça.

No fue la primera vez que Luuk dio puntos al conjunto azulgrana y abre un debate sobre si es uno de los futbolistas más decisivos de la plantilla. Pasó en Mallorca, cuando su gol en el minuto 44 dio la victoria a los azulgrana por la mínima a principios de este 2022. En ese momento, jugaba porque, literalmente, no había delanteros disponibles y supo aprovechar su gran oportunidad para 'imponer' su ley.

Un jugador clave

Volvió a suceder seis días después, contra el Granada. Abrió el marcador y anotó el único tanto azulgrana que sirvió para el empate contra los nazaríes. En el derbi de la segunda vuelta, el Barça estuvo a punto de dejar tres puntos en el RDCE Stadium. Iba perdiendo 2-1 en el final del tiempo reglamentario, pero una expulsión doble de Melamed y Piqué, tras encararse en el 90+3', provocó que Hernández Hernández añadiera un minuto más en el descuento y fue un bálsamo de 'suerte' para los culés. Adama centró y Luuk de Jong apareció con un cabezazo inapelable, picadito abajo, para sentenciar el encuentro... y darle un nuevo punto a los culés.

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación