Los lloros de Griezmann

Logo: La Galerna

La Galerna

Imagen del artículo: Los lloros de Griezmann

Buenos días, queridos galernautas. Comenzamos nuestro repaso a las portadas deportivas patrias con la Vale, huy, perdón, con el Marca. Disculpad, las declaraciones (o lloros) de Griezmann ayer en Universo Valdano nos recordaron a aquel folletín adolescente, ya nos vale. “Messi está a muerte conmigo”, titula el diario de Gallardo. Le ha faltado añadir: “¿saes, tía?, qué fuerte (masca chicle), o sea. El Riqui dice que se ajunta con el Leo, pero Messi ma dicho que está a muerte conmigo. ¡Qué fuerrrrrrrte!”.

Continúa Marca —en letra más pequeña— con la apertura emocional de Antoine (Griezmann, para más señas) al mundo: “En un año y medio, tuve tres entrenadores y una pandemia”. Se te ha olvidado, querubín, el pequeño detalle de que el resto del planeta no hemos disfrutado de una beca Erasmus precisamente, tocándonos las narices y haciendo turismo cultural. Hemos estado —y estamos— muy fastidiados. Tal vez no hayamos tenido tres entrenadores, pero la pandemia te aseguro que sí, Antoine. Y tus quejas de plañidera nos soliviantan. “Así es difícil, necesito tiempo”, añade Griezmann. Mejor nos callamos lo que creemos que necesitas. Le ha faltado decir: “necesito tiempo, ¿saes? (más chicle), no es por ti, es mí. Pero podemos quedar como amigos”. Ahonda en el victimismo Antoine: “como no hablo, soy una diana fácil, hasta los candidatos hablan de mí”. Ay, ay, ay, qué penita y qué dolor. Si no hablas, imagino que estas declaraciones las habrás emitido por el codo. Y qué lástima nos produce que los candidatos a presidir un club de fútbol hablen de uno de sus futbolistas, en teoría, más destacados. Inconcebible, ¿saes?

Sport también se hace eco de los lamentos del principito Griezmann, pero añade más lloros: “necesito ayuda de todos, los aficionados, del club, de los compañeros ya la tengo”. Antoine, ya en serio, tal vez necesites ayuda porque lo estés pasando mal, pero la vía para obtenerla no es quejarse en público. “A Messi le jodió cuando rechacé venir la primera vez porque había apostado por mí públicamente”, agrega. Pues no sabemos si a Leo le agradará que cuentes esas cosas y si eso tiene mucha importancia (lo que dices y si le agrada a Leo).

Nos alejamos de Griezmann y de su pena negra y leemos la ayer ya conocida noticia de que Marc Gasol (ojo, no confundir con Marga Sol, la simpática señora que regenta la floristería de la esquina) ficha por los Lakers.

Mundo Deportivo, salvo una línea, no da pábulo a la actitud plañidera de Griezmann, sino que parece hacer una previsión de la posición a la cual se dirige el Barça al final del campeonato liguero: “a octavos sin Messi ni De Jong”. Después, entendemos que se refiere a que Koeman no convoca a ambos jugadores para el partido de Champions de hoy contra el Dinamo. Leo debe de estar preocupadísimo, no va a poder darse el paseo de 90 minutos que le recomendó el cardiólogo para mejorar la hipertensión.

Es destacable que la Premier autorice la presencia de público en los estadios, con un tope de 4000 personas. Ojalá comencemos a ver la luz al final del túnel.

Os dejamos con la portada de As, que hoy nos trae un problema de esos que hacíamos en Física de 7º de EGB; si un tren sale de Cuenca el primer martes de la cuarta semana de un julio bisiesto y otro sale de Memphis al amanecer de un nuevo día, ¿cuándo se chocan el Milán? La respuesta es Mariano y Lukaku.

Pasad un buen martes y leed la entrevista de hoy a Roncero en La Galerna.