Las notas del Inter de Milán, 0 - Real Madrid, 2

Logo: La Galerna

La Galerna

Imagen del artículo: Las notas del Inter de Milán, 0 - Real Madrid, 2

Courtois (6)

Serio. Solvente. Sin problemas ni milagros que protagonizar.

Mendy (6)

Firme en defensa. Dinámico en ataque. Potente. Quizás demasiado. Se descarrila con cierta facilidad.

Varane (7)

Capitán Varane. Esta noche sí asumió el liderazgo de la zaga. Implacable en el juego aéreo ante un coloso como Lukaku.

Nacho (8)

Ni qué decir tiene la valentía y el coraje de Nacho para enfrentarse al gigante belga, ganando casi siempre por anticipación. Se soltó en ataque, sorprendiendo con salidas intempestivas desde la cueva. Gracias a una de estas incursiones, llegó pronto el penalti que abrió el partido.

Carvajal (6)

Con menos presencia en ataque de lo habitual. Serio en defensa.

Kroos (8)

Su posición en el eje de la defensa para sacar y balón y sortear la presión neroazurra fue una de las claves del partido. Preciso y exacto como casi siempre.

Ødegaard (7,5)

No se asustó el nórdico ante la envergadura del partido. Es más, parece que ha nacido para estos partidos. Ordenado tácticamente, agresivo en defensa y lúcido en ataque, su pase filtrado sirvió provocó el penalti sobre Nacho. Cansado. Sustituido.

Modric (7)

Peleón, corajudo y con sus habituales destellos de clase.

Hazard (6,5)

Se movió bien entre líneas, ganado presencia en el juego. Lanzó con solvencia el penalti. Mejor.

Lucas Vázquez (8)

Con la disciplina y entrega que le caracteriza esta noche brilló en ataque. Estrelló un balón en el palo y sirvió el segundo tanto a Rodrygo.

Mariano (5)

Se vació en el campo, seña de identidad de su juego. Lucha y entrega. Poco más. Sustituido.

Casemiro (5)

Su presencia no se hizo notar demasiado. Perdió algún balón tonto.

Rodrygo (6,5)

Vini, vidi, vinci. Sentenció el partido con una volea magnífica, tan bien ejecutada que parece sencilla. Clase a raudales, pero debe ganar mayor presencia en el juego.

Vinicius (5.5)

Animoso y valiente, pero sin tiempo.

Zidane (8)

Estudió bien al Inter tras su paso por el Di Stefano. Jugada maestra al incrustar a Kroos en el eje de la defensa a la hora de sacar el balón jugado y desactivar la briosa presión de los italianos. La presencia de Kroos liberó a un sorprendente Nacho en ataque que nos hizo olvidar al mismísimo Sergio Ramos. Cuando el Inter, aun con 10, empujó al inicio del segundo tiempo, sustituyó a sus jugadores más cansados para asegurar la frescura y sentenciar el partido. Bien en los cambios. En tiempo y forma.

Fotografías Getty Images.