Las alternativas del Barça para resolver el 'caso Dembélé' | OneFootball

Las alternativas del Barça para resolver el 'caso Dembélé'

Logo: FCBN

FCBN

Ousmane Dembélé está protagonizando todos los titulares del FC Barcelona. Ha decidido no extender su estadía en el Camp Nou más allá del 30 de junio de este año y, además, su intención es agotar su contrato y marcharse como agente libre el 1 de julio. Son pocas las opciones de que el francés 'ayude' al club en esta situación y en las oficinas azulgrana comienzan a repasar todas sus opciones para 'resolver' el caso de 'Dembouz'.

Las diferencias entre Dembélé y el Barça han sido económicas. Y es que, mientras Laporta o Xavi lo calificaban como un jugador importantísimo para el club y "mejor que Mbappé", le ofrecían una renovación a la baja en su salario fijo. El internacional con Francia terminó pidiendo un aumento de sus ingresos, que rozarían los 40 millones de euros, porque entendía que si el club culé tenía para conseguir el fichaje de Ferran Torres (55 'kilos') también debía tener para 'darle' un trato de estrellas a él.

Ese ha sido el punto que rompió las negociaciones. El francés y su agente pusieron las cartas sobre la mesa, pero el Barça también, recordándoles toda la "paciencia" que han tenido con él, quien precisamente no se ha destacado por ser el jugador más regular de la plantilla y que ha pasado, además, demasiado tiempo lesionado. Sin embargo, todo parece indicar que no hay más tiempo para las negociaciones o lamentos, pero sí para preguntarse qué se puede hacer.

¿Reducción de sus ingresos en estos seis meses?

El Barça es consciente de que tiene muy poco margen de acción, porque negociar con Dembélé y su entorno es una pesadilla y entienden que no tendrán algún gesto con el club, que está viviendo una delicada situación económica y que tiene demasiadas limitaciones. No se descarta que los dirigentes azulgrana pongan sobre la mesa la posibilidad de que el francés acepte una reducción de su salario en sus últimos seis meses de contrato.

Dembélé, tras la cesión de Philippe Coutinho al Aston Villa, se ha convertido en el jugador mejor pagado de la plantilla, con ingresos de €17,311,840 brutos. Quedaría por cobrar la mitad y, ante la incertidumbre, que se baje el salario suena como una de las opciones, aunque si el de Vernon no ha 'colaborado' hasta ahora, es difícil que lo haga ahora.

Traspaso en enero: ¿Es posible?

Quedan catorce días para que cierre el mercado de fichajes invernal y la solución ideal del Barça para zanjar la disputa con Dembélé sería que se marche a otro club en este invierno. Su precio de venta sería mucho más reducido, pero la intención de los culés es que no se marche del Camp Nou sin dejar un euro, como pasaría en el mes de julio.

Sin embargo, esta opción parece incluso más difícil que la anterior, puesto el 'Mosquito' habría dejado más que claro que tiene la intención de agotar su contrato. Tanto él como su agente están pendientes de la prima que pueden recibir por fichar como agente libre y no quieren perdérsela. El Barça tiene la carta de insistir en que puede pasar seis meses en la grada para forzarlo a marcharse.

Dembélé, ¿a la grada o a jugar?

Al hilo del punto anterior, habría que preguntarse si Dembélé, siendo el mejor pagado de la pantilla (con ingresos de 17 millones al año) realmente se quedará en las gradas en sus últimos meses de contrato. Hay dos posiciones muy marcada y habrá que esperar a la rueda de prensa de Xavi, del miércoles, para tener alguna pista, recordando que en su momento el entrenador apuntó que "Si tiene contrato, tiene que jugar. También por imagen del propio club. No contemplo esa opción [de enviarlo a la grada]".

El problema es que, pese a las declaraciones en diciembre de Xavi, en el Barça tendrían una idea muy diferente. El periodista Gerard Moreno anunciaba que, tras conocerse la decisión de Dembélé de no renovar, uno de los tres pasos que seguirá el conjunto azulgrana será "comunicar al jugador que no volverá a jugar con el Barça".

Asimismo, merece la pena recordar que durante el mes de agosto, cuando explotó el 'caso Ilaix', idéntico al de Dembélé, el presidente Joan Laporta anunció que "no podemos promocionarlo en su último año de contrato para que se vaya sin dejar nada de dinero. Es algo que el Barça no va a tolerar”. Parece que el culebrón no ha acabado... y que le quedan muchos capítulos.

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación