La noche mágica de Ronaldo

Unión Futbolera

Imagen del artículo: La noche mágica de Ronaldo

En 2003 se vivió uno de los mejores partidos de la historia de la Champions en Old Trafford, donde Ronaldo marcó un hat-trick para clasificar al Real Madrid a semifinales

Los ”red devils” se vistieron de rojo para acudir a una de las mejores citas futbolísticas hasta la fecha. Tras perder 1-3 en el Santiago Bernabéu, el Manchester United tenía la obligación de remontar la eliminatoria si quería pasar de fase. Desde Inglaterra creían que era posible hacer la gesta, sin embargo, se encontraron un obstáculo en su camino: Ronaldo Nazario.

Si comparamos una olla a presión con Old Trafford en aquel 23 de abril de 2003 no podríamos sacar muchas diferencias. Los jugadores saltaban al campo y los aficionados allí presentes cantaban el mítico ”Glory, glory, Manchester United”. El ambiente que se vivía aquella noche era digno de una noche europea de categoría.

No obstante, antes de alcanzar el primer cuarto de hora del encuentro, Ronaldo se encargó de derramar el primer jarro de agua fría a los ingleses. Con un pase fuerte desde el centro del campo, Guti pudo romper las líneas defensivas del conjunto local para dejar al brasileño solo ante el francés Barthez. Tras un disparo al primer toque, el balón toco la red y el Real Madrid ponía en 0-1 en el electrónico.

Al borde del descanso, los merengues se veían con un pie y medio en semifinales pero Ruud Van Nistelrooy hizo que los madridistas no se confiasen. Solskjaer puso un pase de la muerte al holandés para que tan solo tuviese que empujar el balón. Llegó el descanso y el luminoso marcaba un 1-1.

El mítico Pierluigi Collina hacía sonar su silbato para avisar del comienzo de la segunda mitad. Tras el 1-1, los de Sir Alex Ferguson estaban de subidón y veían altas posibilidades de meterse en el partido. Era hora de que ”El Fenómeno” se volviese a vestir de héroe, y a los 5 minutos del descanso decidió que era hora de poner el segundo en su cuenta personal. Tras una combinación entre Zidane y Roberto Carlos, el delantero remató a placer para poner al Real Madrid de nuevo en cabeza.

A partir de ese momento, el partido se convirtió en un toma y daca por parte de los dos equipos. Como si de una lucha de boxeo se tratase. El segundo golpe del Manchester United vino dos minutos después, tras un error de Iván Helguera. Un malentendido con Iker Casillas le costó un gol en propia meta al zaguero español.

No tardó mucho en despertar Ronaldo. Pues 6 minutos después, puso la guinda al pastel con otro gol mas. Con un derechazo desde la frontal del área, culminó una de sus mejores noches europeas. Aunque el delantero brasileño ya tenía los deberes hechos, aún le quedaba vivir algo mágico en el teatro de los sueños. En el minuto 67, fue sustituido recibiendo una abrumadora ovación por parte de los aficionados ingleses, que vieron como una sola persona le arruinó una noche que pudo ser inolvidable para los ”red devils”. Además hace unos años reconoció que: ”Me sorpredió mucho la reacción de la gente. Fue una sensación única, un momento muy especial para mí”.

Finalmente el cuadro blanco, a pesar de llevarse un susto en los instantes finales, logró pasar de ronda (4-3). Fue un partido en los que los locales se merecieron algo más, sin embargo, los errores defensivos les costaron la eliminatoria. Los madridistas, pese a no ganar la ”orejona’ aquel año, tendrán un hueco en su corazón para aquel partido.