La marcha de Dani Alves, el reflejo de la planificación del Barcelona | OneFootball

La marcha de Dani Alves, el reflejo de la planificación del Barcelona

Logo: 90min

90min

Como ya adelantaba a mediados de mayo, Dani Alves se marcha del FC Barcelona porque se ha quedado sin hueco. Una serie de decisiones, algunas por parte del club y otras por parte de jugadores, han provocado que el brasileño se quede sin sitio en la plantilla. Alves busca ahora un club con el que poder llegar al mundial de Qatar, en la que probablemente sea su última oportunidad de hacerse con el mundial.

Una de las causas de esta decisión es la renovación de Sergi Roberto. El club blaugrana ha decidido renovar al canterano una temporada más después de que este año no haya podido disputar casi ningún partido debido a lesiones. Básicamente, Xavi ha decidido contar con él antes que con Dani Alves sin haber visto su rendimiento. Algo entendible también mirando la edad de ambos. Mientras que Alves está en el final de su carrera, Sergi Roberto todavía puede tener varios años de buen rendimiento.

La teoría de la edad estaría muy bien si no fuese porque ninguno de los dos pasa por los planes del FC Barcelona como el lateral titular. Los serios rumores del fichaje de Azpilicueta dejan claro que el club no está contento con la situación actual en esa posición. En el caso de que llegue el del Chelsea, la edad de Alves no sería tanto problema, porque para cumplir el rol de suplente no hace falta ser el más joven. Es más, Dani Alves probablemente aporte más desde el punto de vista de su veteranía.

El otro problema que ha tenido Dani Alves es que Sergi Dest se ha aferrado a su contrato y no quiere marcharse del club, quiere demostrar por qué el Barcelona un día se fijó en él. En este caso poco puede hacer el club más que respetar la decisión del jugador o intentar convencerle de buscar algún tipo de salida, pero si él no quiere moverse se queda.

Al final la posición del Barcelona tampoco era la mejor en este asunto, pero esto habla de cómo se están planificando los fichajes y las renovaciones en las oficinas del club. Han dicho que sí a todo, fichajes a coste cero (ojo, que no es que sea algo malo), renovaciones a jugadores que han disputado 300 minutos la temporada pasada (tampoco tiene por qué ser malo) y se han encontrado con un 'overbooking' totalmente evitable.

Final de trayecto triste para uno de los jugadores que más títulos ha ganado con el Barcelona, que llegó en Enero sin poner ninguna pega, cobrando el sueldo mínimo y quedándose fuera de la Europa League. Ahora el brasileño busca una alternativa para poder disputar el que puede ser su último mundial.

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación