La maldición de Griezmann desde que juega en el Barça | OneFootball

La maldición de Griezmann desde que juega en el Barça

Logo: Stats Perform

Stats Perform

Como si de una maldición se tratara lo cierto es que Antoine Griezmann está gafado desde que se fundara la camiseta del Barcelona, al menos desde los once metros. En el partido de Francia ante Andorra volvió a tomar la responsabilidad de lanzar un penalti, y como hiciera días atrás ante Albania, erró.

Griezmann no es un jugador de esos que se esconda y pese a fallar días atrás otro ante Albania pidió el balón nada más forzar el penalti. Giroud le pasó el balón mientras le miraba con cara de circunstancias, el Principito cogió el esférico, respiró profundo y lanzó a la izquierda del meta rival pero este le adivinó la intención y volvió a fallar.

Pese a que en su carrera apenas ha fallado tres penas máximas (en la memoria de los rojiblancos queda la de la final de Champions de Milán), lo cierto es que venía de marcar los anteriores siete penaltis lanzados con la selección gala.

Tras el partido y ante los micrófonos de Canal Plus, Griezmann lamentó su fallo asegurando que “es aburrido”.

"Sí, es molesto como dije la última vez, estaba en una buena dinámica"