La Copa de la Reina, otra damnificada

Logo: Futbolísticas

Futbolísticas

Imagen del artículo: La Copa de la Reina, otra damnificada

La semana actual, iniciada el anterior lunes, 14 de septiembre, ha sido crucial a la hora de definir los diversos calendarios, de las competiciones del fútbol femenino español. Con el ya confirmado inicio de la Primera Iberdrola, el próximo 4 de octubre, una de las grandes incógnitas, es el saber qué sucederá con la Copa de la Reina.

De vuelta a ocho

De momento, no hay ninguna manifestación oficial por parte de la RFEF, respecto a la Copa de la Reina. Todo parece indicar que la Copa volverá a tener solo ocho participantes, según ha adelantado Marca. De este modo los ocho participantes de la siguiente Copa de la Reina, serán los ocho primeros clasificados de la Primera Iberdrola, una vez culminada la primera vuelta del campeonato. Así mismo, si por alguna razón, no se pueden completar todos los partidos de la primera vuelta, antes del 28 de febrero, serán los mejores ocho coeficientes los clasificados.

Los enfrentamientos seguirán siendo a un solo partido, al menos en eso no habrá cambios en la Copa de la Reina. El equipo local, será aquel cuya bola haya sido sorteada primero.

Sin un final, no hay un inicio

Por otro lado, es importante recordar que la Copa de la Reina de la temporada actual (19/20), aún no ha culminado. Las semifinales del torneo, no se han podido disputar, debido a la pandemia. Por ellos ambas llaves, CDF Logroño vs Athletic Club y Barcelona vs Sevilla, están a la espera de una fecha de juego. De momento, se especula que las semifinales se jugarían el 7-8 de octubre y la final el 13-14 de febrero.

Dando pasos hacia atrás

Si bien el propósito detrás de esta decisión, se debe a la situación extraordinaria en la que se encuentra la humanidad, es inevitable pensar en el retroceso que esta significa para el fútbol femenino español.

Al igual, que lo sucedido en Reto Iberdrola, la pandemia parece estar generando un retroceso en el fútbol femenino de España. Así, se pasarí de tener una Copa de la Reina con dieciséis equipos, a una con ocho.