Inter metió media docena de goles y aplastó a Bologna | OneFootball

Inter metió media docena de goles y aplastó a Bologna

Logo: Vermouth Deportivo

Vermouth Deportivo

Goleada para enmarcar del Nerazzurri en el Giuseppe Meazza. Inter liquidó con un inapelable 6 a 1 al Bologna y recuperó provisoriamente la cima de la Serie A al menos hasta que cumplan con esta fecha Nápoli, Milan y Roma. El campeón tuvo su mejor versión en la tardenoche italiana camino al otoño europeo.

Lautaro Martínez abrió la cuenta a los 6 minutos de juego. Una gran corrida del neerlandés, Denzel Dumfries, derivó en un centro desde la derecha que el ex Racing conectó en el área chica para vulnerar a Lukasz Skorupski. Así, la Gran Culebra empezaba su obra de arte ante los Galgos de la Emilia-Romaña.

El Nerazzurri amplió diferencias a la media hora del pleito cuando Milan Skriniar cabeceó en el rectángulo menor un córner de Federico Dimarco dejando en ridículo al guardameta polaco que no se hizo fuerte ni cortó en una zona que le correspondía. Y, en una ráfaga, el dueño de casa anotó el 3 a 0 porque Nicolò Barella se encontró con una carambola, tras un desborde de Dumfries, que aprovechó con creces frente al arco de los Rojiazules.

Lejos estuvo Bologna del descuento. Los de Sinisa Mihajlovic padecieron el poderío del Inter que salió a la complementaria con más hambre de gloria. Lautaro Martínez estrelló un remate en el palo y, en la jugada siguiente, se perdió su doblete con una volea en la puerta del área chica que se fue apenas alta. Más allá de eso, los de Simone Inzaghi, no tardaron en marcar el cuarto tanto en Milan a través de un buscapié de Dimarco que el uruguayo, Matías Vecino, conectó por detrás de todos.

La media docena se completó pasado el cuarto de hora de la segunda parte. En cuestión de cinco minutos, Edin Dzeko anotó por duplicado y puso las cosas 6 a 0 que bajaban la persiana de un partido que ya estaba liquidado hace rato. Recién sobre el final, los Galgos descontaron por intermedio del belga Arthur Theate pero sólo sirvió para decorar la estrepitosa caída de su equipo.

Bologna llegaba invicto a esta fecha y con esperanzas de trepar a la cima. Compartía la misma posición que el Inter con siete unidades pero se comió media docena en el Giuseppe Meazza. Y con este 6 a 1, Inter lustró su chapa de campeón para subirse a lo más alto de la Serie A al menos hasta mañana que tres equipos podrían pasar a los de Inzaghi.

Mencionados en este artículo
Ver detalles de la publicación