Haaland o Mbappé: ¿Y por qué no los dos?

Logo: La Galerna

La Galerna

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/crop/face?h=810&image=https%3A%2F%2Fwww.lagalerna.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F02%2FMbappe-Haaland.jpg&q=25&w=1080

Como buen aficionado al fútbol, no suelo perderme los mejores partidos de la Champions, sobre todo cuando cuentan a priori con alicientes añadidos a los del propio juego; es la ocasión para conocer un poco mejor a los posibles rivales del Real Madrid en las rondas siguientes y, por supuesto, disfrutar o sufrir en directo de los resultados finales. Por esas razones vi con delicia los encuentros Barça-PSG y Sevilla-Borussia. Los alicientes previos, al menos para mí, eran las participaciones de Mbappé y Haaland con sus respectivos equipos, pues se trata de los dos nombres que suenan con fuerza para llegar a nuestro equipo en la temporada próxima o en la 2022-23.

Los dos jugadores dieron, cada uno a su manera, un auténtico recital. Fueron las estrellas de aquellas dos noches y -a medida que se fueron desarrollando los acontecimientos- comencé a imaginar las diabluras que podría hacer nuestro equipo con esos dos fenómenos ahí arriba… ‘destrozando’ literalmente a las defensas rivales. Visitando las páginas web o escuchando las transmisiones de radio y de televisión, presentí cómo una emoción intensa tocaba el corazón del madridismo y le producía un ‘electrizante’ sueño de grandeza, como en los viejos tiempos…

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/resize?fit=max&h=778&image=https%3A%2F%2Fwww.lagalerna.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F02%2FCris-presentacion.jpg&q=25&w=1080

Lo primero y más sintomático fue aquel “Florentino, fíchalo” -que se convirtió en trending topic- tras el humillante hat trick endosado por Mbappé al Barça, nada menos que a domicilio. Veremos lo que se sucede en la vuelta, pero solo un milagro en París -literalmente: un milagro- puede evitar su eliminación. Y con Haaland sucedió algo parecido: le endosó dos goles al Sevilla, a cuya defensa desbordó y ‘destrozó a su antojo en un partido que al final ganaron los germanos por un 2-3 más ajustado de lo que se vio en el campo. Esperemos también a la vuelta y no adelantemos acontecimientos… pero el Sevilla, igualmente, lo tiene bastante crudo para su cita en Dortmund.

En los medios proliferaron las encuestas entre aficionados: ¿A quién prefieres fichar, a Mbappé o a Haaland? Por supuesto, hubo respuestas y mayorías para todos los gustos: “A Mbappé, porque es un jugador más completo y maduro”; “a Haaland porque, aun siendo más joven y técnicamente menos hecho que el francés, es más depredador que el francés”; “a Haaland es a quien más necesita ahora el Real Madrid, ante la falta de gol del equipo”. Se plasmó, incluso, una tercera vía: “este verano fichamos a uno y, el que viene, al otro”. Por querer, que no quede. Y puestos a soñar: ¿por qué no los dos este mismo verano?

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/resize?fit=max&h=608&image=https%3A%2F%2Fwww.lagalerna.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F02%2FMbappe-Pique.jpg&q=25&w=1080

Quien me esté leyendo pensará que estoy loco de remate y que no he entendido la cruda realidad económica del sector: no hay dinero para los dos… pues también es preciso cubrir otras demandas de la plantilla. Pues bien, puedo decirles a esos lectores que mi reflexión -y mi deseo- podrán convertirse o no en realidad, pero no hablo de una locura. No apoyo, en modo alguno, a quienes piensan que hay que fichar a cualquier precio o tirar la casa por la ventana. Claro que no. La crisis económica que ha provocado la pandemia en los clubes es muy profunda y promete ser de largo recorrido; eso, a estas alturas, ya no hay quien lo niegue…

Además, por si fuera poco, parece que el famoso ‘ya que’ al que apelamos cuando hacemos obras en casa, ha disparado la reforma del Estadio en más de cien millones de euros sobre el presupuesto previsto inicialmente. Seguro que las nuevas mejoras valen esos dineros y que nos encantarán finalmente a los aficionados; pero es que esa cantidad extra hay que pagarla…

El presidente tenía una previsión de tesorería para hacer al menos uno de esos grandes fichajes a final de temporada, con lo cual habría que buscar soluciones para acometer el otro

El presidente tenía una previsión de tesorería para hacer al menos uno de esos grandes fichajes a final de temporada, con lo cual habría que buscar soluciones para acometer el otro… Se proyecta vender a varios jugadores para poder fichar a otros que no implicarán inversiones tan millonarias. En mi opinión, el presidente podría hacer un esfuerzo extra en este sentido, por varias razones: La primera es que cualquier golpe de efecto hay que darlo rápido, limpio y sincronizado; de lo contrario, el mercado no le permitirá llevarse los dos gatos al agua en temporadas consecutivas. La segunda, porque es año electoral en el Real Madrid y, quizá, a Florentino le pida el cuerpo dar un golpe de autoridad en la mesa este verano… La tercera, porque, el año 2022 -es decir, antes de lo previsto- el estadio estará terminado y podrá ser inaugurado con muchas garantías de éxitos deportivas y el mayor glamour posible. Y, finalmente, porque la afición lo está demandando desde la marcha de Cristiano (o sea, desde hace ya mucho tiempo) y entenderían que el Club pueda correr un cierto riesgo añadido.

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/resize?fit=max&h=774&image=https%3A%2F%2Fwww.lagalerna.com%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F02%2FHaaland-Tijera.jpg&q=25&w=1080

Si mis informaciones no son malas (digo informaciones), a día de hoy el foco está más puesto en la figura de Haaland porque, a todas luces, parece la operación más factible. La de Mbappé es más onerosa, sí, pero por encima lo más importante es que pueda implicar un pulso desigual del Real con un club propiedad de un estado en exceso rico; un club al que desea -y necesita- tener como amigo más que como ‘homólogo enfrentado’ (todos se necesitarán en pos de una futura superliga europea).

Si mis informaciones no son malas (digo informaciones), a día de hoy el foco está más puesto en la figura de Haaland

Florentino Pérez, como es bien sabido, es muy poco dado a populismos fáciles, ni a anuncios estériles, mentirosos o innecesarios… aunque bien es sabido que tampoco es una hermanita de la caridad, ni un ‘enemigo’ fácil. Pero no lo veo comportándose como lo están haciendo estos días los tres candidatos a la Presidencia del Barcelona, que prefieren los ataques sistemáticos contra el Real Madrid, en vez de contarles a sus socios y aficionados cómo es el nivel de ruina de su Club, qué penosa es la situación deportiva del equipo y cuán inmensa es la incertidumbre que se cierne sobre su futuro; por cierto, los únicos debates pertinentes en esta campaña electoral. Me deprime ver a los presidenciables del Barcelona basando su estrategia electoral en un antimadridismo incluso más radicalizado de lo habitual. ¡Qué pena me dan esos comportamientos de club pequeñito… en uno que es tan grande! A mí, desde luego me daría pena ver semejante pérdida de ética o del sentido del fair play en el Real Madrid.

Florentino no suele amenazar en vano, no se dedica a prometer lo que no puede cumplir y no actúa como un ‘trilero’ de fichajes imposibles. Pero hará, sin duda, todo lo que esté en su mano para volver a ganar las elecciones, para culminar su gran estadio y para ofrecer a socios y aficionados algunos grandes fichajes y nuevos tiempos de gloria. Lo de Mbappé, en todo caso, es un reto concreto que requiere de soluciones igualmente concretas, pero también muy imaginativas. En eso, el presidente es un gran maestro (y en Can Barça bien lo saben). No queda mucho tiempo para poder comprobar si en la primera jornada de la temporada 21-22 la dupla de ataque se llamará Mbappé-Haaland (o no). A él le gusta soñar… y nos consta que le encanta la idea de poder cumplir sus sueños.

Fotografías Getty Images.