Granada CF, “La Reina Mora”

Unión Futbolera

Imagen del artículo: Granada CF, “La Reina Mora”

Reflexiones de un aficionado rojiblanco sobre un equipo dispuesto a soñar

Cuanto extraño las tardes de fútbol en el estadio, cuanto extraño ver camisetas rojiblancas por el Paseo de Los Tristes, cuanto extraño la cara de ilusión de los aficionados, mayores y niños sabiendo que podemos ganar a cualquier equipo. La Alhambra ha dejado de ser la fortaleza de nuestra ciudad, ahora el fortín de la Reina Mora es el Nuevo Los Cármenes

Muy cerca de llegar a una final, que de forma dolorosa se nos fue en el último suspiro. Si de la batalla de la reconquista se tratase, la reina Aixa, madre de Boabdil El Chico, proclamaría diferente lamento y esta vez seguro que estaría orgullosa de cómo su hijo defendió y disputó la batalla del Reino Nazarí hasta el pitido final.

Fueron días duros, de sentimientos encontrados. Habíamos luchado hasta el último aliento, era el mejor premio posible para nuestros guerreros, pero así es el fútbol. Pasaron un par de días y la pena se convirtió en orgullo, y en ese momento me di cuenta de lo afortunado que era.

La Reina Mora llevaba dormida como bien proclama nuestro himno mucho tiempo, donde hicimos a los más grandes que hoy perduran en el recuerdo. Para ser más exactos, 51 años sin llegar a unas semifinales de la Copa de Su Majestad el Rey. Y de nuestra única final disputada mucho ha llovido y mucho ha cambiado nuestro país. En aquella ocasión Copa del Generalísimo de fútbol 1958-59, una rotunda derrota por 4-1 en el Estadio Santiago Bernabéu frente al Barça de Kubala

Como hago mención anteriormente, me siento afortunado de vivir estos momentos en el que la Reina Mora ha despertado. Ahora que el fútbol vuelve y que estamos casi salvados, es momento para soñar, seguir luchando en equipo y quitarnos las penas de estos tiempos que corren en las que hemos perdido a tantos paisanos.

El fútbol volverá sin público en los estadios, pero desde el salón de nuestra casa seguiremos cantando, luchando y disfrutando del equipo que nuestra Reina Mora nos ha regalado. Eterna Lucha.