Gavi es el próximo en la lista de renovaciones, aunque no hay preocupación | OneFootball

Gavi es el próximo en la lista de renovaciones, aunque no hay preocupación

Logo: FCBN

FCBN

Gavi es probablemente la mejor noticia del Barcelona esta temporada, que arrancó con un pesimismo eterno por su situación económica y la salida de Messi, pero el canterano aprovechó cada minuto de la pretemporada para llenar el cajón de ilusiones y una vez recibió espacio en la temporada oficial, estalló de júbilo cada socio.

El atrevimiento y ganas de comerse la cancha es evidente para Gavi cada vez que está en cancha, esperando ayudar al equipo en lo que sea, tanto corriendo hacia adelante en busca del gol como retrocediendo a toda velocidad para salvar un ataque contrario. La lesión de Pedri es poco comentada gracias a él.

Pero no todo llega siempre con alegrías y buenas noticias, ya que el fantasma del adiós siempre está cerca de los jugadores talentosos que salen de La Masia. En el caso de Gavi, hay motivos más que suficientes gracias a su cláusula de solo 50 millones de euros, una cifra más que accesible dado su talento y juventud.

En el Barcelona las cosas solo van por el camino de la esperanza y confianza de momento, ya que saben que tanto el agente como el jugador están agradecidos por la oportunidad del chico y su crecimiento, suficiente para llevarlo a la selección absoluta de España y brindarle un lugar en la historia del fútbol nacional.

Por el momento las cosas en el club van el camino adecuado para renovar y blindar a Ansu Fati y Gavi, los dos jugadores de más proyección a futuro que tiene el club actualmente, esperando que ambos quieran quedarse y ser azulgrana el resto de su carrera deportiva para servir de base al próximo proyecto deportivo que se arme en el equipo.

¿Cambio de idea?

La presencia de Gavi como interior obliga a replantear algunas cosas en el club como el hecho de jugar con tres mediocampistas, sabiendo que De Jong y Pedri parten como intocables, además de Busquets, el mediocentro del trío. Pero el canterano juega de interior como los dos primeros, por lo que o se comienza a jugar con el holandés más atrasado, o se verá una línea de 4 en la mitad del campo.

Mencionados en este artículo
Ver detalles de la publicación