Ganadores y perdedores de la jornada 4 de Champions

Logo: Un 10 Puro

Un 10 Puro

Imagen del artículo: Ganadores y perdedores de la jornada 4 de Champions

Estos son los equipos que salieron reforzados de la Champions League y los que perdieron sus oportunidades para destacar.

La cuarta jornada de la Champions League dejó algunos equipos ganadores, que encarrilan su clasificación a las eliminatorias, pero también a otros perdedores que se hunden en el pozo. Equipos que dejaron muy buenas sensaciones, y otros todo lo contrario. Estos son los ganadores y perdedores de la semana en el campeonato de clubes más prestigioso del mundo.

Ganadores

– Sevilla: Los andaluces empezaron ganando pero sucumbieron al dominio del Krasnodar. Aun así, dicen que nunca se rinde, e hizo gala de su lema defendiéndose con uñas y dientes a través de un enorme Koundé y golpeando definitivamente con un determinante Munir (1-2). Están en octavos.

– Barça: Koeman apostó por la revolución de los suplentes, y vaya si funcionó. Juego dinámico, buen ejercicio de presión y también pegada contundente (0-4). El partido soñado por cualquier entrenador: rotaciones masivas, sin lesiones, portería a cero, minutos para los canteranos, jugadores reivindicándose… Y están en octavos.

– Madrid: Era un match-ball, pero es el Real Madrid. Sabiendo lo que se jugaban, sacaron su mejor versión y borraron del mapa al Inter (0-2). Las figuras de Modric o hasta de Lucas Vázquez salieron muy reforzadas de un estadio en el que los blancos no habían ganado nunca.

– PSG: También se presentaban ante un ultimátum. De perder, hubiesen quedado fuera de los octavos de final, pero Neymar no lo podía permitir y volvió de lesión marcando el gol decisivo (1-0). Jugaron un partido de mínimos, pensando más en guardar la ventaja que en lucirse.

Perdedores

– Leipzig: Un equipo tan iconoclasta como este tenía la oportunidad de derrumbar al transatlántico parisino, pero se encogió en el momento de la verdad. Deberá remar si quiere clasificarse por delante de Manchester United y PSG.

– Inter: Lukaku y su equipo estaban, seguramente, ante la oportunidad de sus vidas: dejar al rey de Europa fuera de la Champions en fase grupos. Tenían el camino despejado sin Benzema ni Ramos, pero se empequeñecieron cuando tenían que hacerse grandes (0-2).

– Liverpool: Irreconociblemente perdió en casa ante Atalanta (0-2). La derrota pone en cierto peligro la clasificación, aunque siguen liderando el grupo. En una de sus habituales trastadas, Klopp apostó por un once muy diferente al titular y le salió rana.