Esta va por ti Piné | OneFootball

Esta va por ti Piné

Logo: Diario UF

Diario UF

El Burgos CF se llevó los tres puntos frente al Málaga en El Plantío con un solitario gol de Juan Artola, que dedicó el tanto a Piné

Primer partido que se disputaba en El Plantío después del fallecimiento de Piné. Esteban González, alias ´Piné´, era el aficionado más fiel posible del Burgos CF, acompañante de frías y solitarias tardes. Acompañado de su trompeta y su carismático gorro de preso no dejó de animar al Burgos desde su juventud hasta el final de sus días. Desgraciadamente, el gran Piné nos dejó recientemente tras no poder superar su enfermedad. Sin embargo, su figura quedó marcada para siempre en una afición que no deja de homenajearle.

Fuente: Burgos CF

El equipo supo como brindarle un buen homenaje a su gran aficionado otorgándole los tres puntos. Y es que los blanquinegros consiguieron llevarse la victoria ante el Málaga en El Plantío. En el partido los burgaleses fueron superiores y su ventaja pudo haber sido mayor, pero la falta de acierto de cara a portería impidió que multiplicasen su renta. Además, para conseguir los tres puntos fueron claves las intervenciones de José Antonio Caro, que sacó tres manos salvadoras ante disparos de Rubén Castro. El Burgos, sólido y veloz, demostró que quiere ser una de las sorpresas de la temporada. Y a pesar de que aún le falta algún refuerzo, su plantilla está preparada para competir.

Un gol con homenaje

Corría el minuto 62 y el Burgos seguía volcado en conseguir un tanto que le acercase a la victoria en un día tan emotivo. Fue un centro de Raúl Navarro hacía el segundo palo el que encontró a Fran García. El lateral izquierdo optó por el pase en vez del remate y realizó una dejada atrás. Entre los defensas blanquiazules y dispuesto a embocar el gol apareció un Juan Artola que debutaba con el Burgos y en Segunda División. El bilbaíno no dudo en lanzarse en plancha para, con un encomiable testarazo, convertir el gol de la victoria.

En plena celebración llena de abrazos de sus compañeros y de la evidente alegría del gol, el delantero dejó todo a un lado. Comenzó a correr hacía su banquillo donde fue recibido por su entrenador Julián Calero. El preparado madrileño le hizo entrega de un gorro de preso que el delantero se colocó en la cabeza y señaló al cielo, en un gesto de homenaje y honor por la figura de Piné.

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación