El primer triunfo chileno en tierras aztecas

Logo: GolMaster

GolMaster

Corría 1973 y Chile vivía tiempos convulsionados y tristes para nuestra historia social y política. En lo deportivo, la selección nacional comenzaba una gira de preparación de cara al encuentro con  la URSS. La primera escala era México y su imponente Estadio Azteca.

Cabe destacar que este encuentro jamás llegó con transmisión a Chile, y es que éste partido había pasado al olvido, dado que, nueve días antes se había producido el golpe militar que derrocó al presidente Salvador Allende. Esta es la historia de un partido que quedó en los anaqueles de nuestro fútbol.

Antes que se realizara este encuentro, la selección Mexicana llegaba con un invicto de 21 partidos sin conocer derrotas en el coloso Azteca; es más, los mexicanos llegaban al encuentro con un gran golpe anímico, ya que, venían de haber vencido a Argentina por 2 – 0. Por al contrario,  la selección chilena venía de haber disputado 3 partidos y haber acumulado 3 derrotas.

El encuentro tuvo de todo, con un México ordenado y agresivo, lo que llevó a que la selección tricolor rompiese la defensa chilena constantemente, generando peligro en base a disparos de larga distancia y generando una constante presión. Fue gracias a esa presión, que el mexicano Héctor Pulido eludiera a la defensa chilena y anotase el primer gol del encuentro con un fuerte cabezazo en el área.

Hasta ese entonces, la roja jugaba con un despliegue muy liviano y sumiso, sin embargo, la desventaja no desanimó al cuadro rojo, ya que, poco a poco comenzaban a construir un juego más colectivo y asociado; y es que Farías, Valdés y Ahumada se lograban distribuir el balón eficientemente.

En el segundo tiempo, la roja ingresaría al campo con otra actitud, construyendo en base al quite, generando más volumen ofensivo y disparando más al arco en busca del empate. Además, el defensa mexicano Javier Sánchez Galindo sería expulsado, dejando al tricolor con 10 jugadores.

La selección chilena dominaba el medio campo, y las jugadas de los colocolinos Sergio Ahumada y Leonardo Véliz hacían trabajar al portero Rafael Puente. Hasta que llegó la igualdad gracias a un fuerte remate de derecha generado por Caszely.

En el minuto 81´ Carlos Humberto Caszely se vestiría de genio y figura tras recibir un balón en medio campo y hacerse una individual finiquitando con elegancia en la valla mexicana.

El relator del partido Fernando Luengas describía así el maravilloso tanto: “Bombeando el balón en cámara lenta sobre la salida del guardameta Puente, de pie muchos aficionados en el azteca Reconocen la categoría de la jugada”.

El árbitro del encuentro el peruano Arturo Yamasaki ve su reloj y finaliza el partido. Y así, fue el primer triunfo de la selección chilena en tierras mexicanas y hoy 20 de septiembre queremos recordar.

Para más información nacional e internacional, visita GolMaster

Crédito imagen: partidosdelaroja.com

Mencionados en este artículo
Ver detalles de la publicación