El Madrid Femenino, campeón indiscutido de la Copa Sentimiento | OneFootball

El Madrid Femenino, campeón indiscutido de la Copa Sentimiento

Logo: Informa Fútbol

Informa Fútbol

Tras un estreno soñado para sus cuatro fichajes y con minutos para 21, de sus 25 convocadas, el Real Madrid Femenino se instaló en la final de la Copa Sentimiento. Los goles de Weir, Nahikari y Kathellen rubricaron un muy buen comienzo de pretemporada para derrotar a las anfitrionas de Osasuna, por uno a tres. Al otro lado de la vereda, les esperaba la Real Sociedad, que había logrado superar al Levante, con marcador de tres a dos.

Nada mejor que un encuentro de Champions para cerrar con broche de oro el torneo llevado a cabo en Tajonar. De un lado, las donostiarras, ya ubicadas en la segunda ronda de la “Fase Previa” del torneo europeo, producto del subcampeonato alcanzado en la Liga. En el otro, las merengues, que están en la primera ronda, de la misma fase, tras el tercer lugar logrado en la última fecha.

Como se mencionó al inicio, el técnico del Real Madrid, Alberto Toril, con su contrato ampliado hace poco más de un mes, llevó 25 convocadas. Una lista donde el número cuatro jugó un papel peculiar. Cuatro son las recientes incorporaciones y, otras cuatro, son las jugadoras que llevó del filial: Sofía Fuente, Carla Camacho, Paula Partido y María San Julián (Pichi). A partir de ahí, su once inicial quedó conformado por: Misa, Kenti, Rocío, Kathellen, Svava, Toletti, Weir, Zornoza, Athenea, Esther y Feller. Siete variantes en relación con el equipo presentado frente a Osasuna.

Con la dirección de la entrenadora Natalia Arroyo, la Real Sociedad presentó un once de arranque integrado por: Olatz, Specht, Etxezarreta, Intza, Arnaiz, Sarriegi, Eizagirre, Aparicio, Gemma, Bernabé y Viles.

No se habían asentado aún los equipos en el terreno de juego y, al segundo minuto, el Real Madrid se adelantó en el marcador. Claudia Zornoza inició la jugada, habilitó a la recién fichada, Naomie Feller, que asistió a Esther González para batir a Olatz.

Al igual que en el partido frente a Osasuna, la francesa Feller estaba siendo un dolor de cabeza para las donostiarras por la banda derecha. Su potencia y regate hacían mucho daño, internándose constantemente, habilitando compañeras y rematando. Promete grandes cosas esta reciente incorporación en la delantera merengue.

Con el cuarto de hora en el reloj, la banda izquierda se sumó a la fiesta. Athenea, a fuerza de regate e intensidad, conseguía el saque de esquina. A pesar de que el cobro no trajo consecuencias, la jugada mostró los efectos de la presión alta que estaba aplicando el Madrid. Un par de minutos más tarde, Esther estuvo a punto de conseguir el doblete, tras una habilitación de Caroline Weir. Después, la énésima recuperación de Feller le daba continuidad al vendaval que tenían encima las donostiarras.

En el 25’, llegó el primer saque de esquina para la Real Sociedad, cobrado sin consecuencias. El Real Madrid se fue al contragolpe y, aunque no prosperó siguió insistiendo con la presión en campo contrario. Esa actitud tuvo su premio de inmediato, cuando Esther recuperó el balón y habilitó a Caroline Weir que ponía el segundo. La escocesa decía presente en el marcador por segunda vez en esta Copa Sentimiento. Del gol se fueron a la pausa de hidratación y el regreso mostró al mismo Madrid, cuando Esther hacía rugir el travesaño del arco defendido por Olatz.

Por si fuera poco el dominio merengue, en el 37’, mostraron también la importancia de las jugadas ensayadas. Caroline Weir se encargó del cobro de un saque de esquina, Athenea peinó el balón y Rocío Gálvez, aprovechando su altura, conseguía el tercero, de cabeza. Al 42’, se escapaba Esther, empeñada en alcanzar su doblete, pero su remate fue controlado por Olatz Santana.

Al filo de la culminación del primer tiempo, una salida en falso, de Misa, le otorgó una oportunidad a la Real Sociedad, pero su remate salió desviado. En dos minutos de tiempo añadido no ocurrió nada más. El Real Madrid era un vendaval en Tajonar y dominaba el juego y el marcador de manera contundente. Al igual que en el partido frente a Osasuna, hay que destacar la rápida integración de los nuevos fichajes con sus compañeras. A la luz de lo visto en la primera mitad, tiene muy buena pinta este nuevo Madrid.

Alberto Toril decidió salir a la segunda parte con varios cambios y le dio entrada a Teresa, Ivana, Møller y Lucía. Salieron del partido Feller, Weir, Rocío y Kenti. El Madrid siguió a lo suyo y los cambios no mostraban diferencia con lo visto en la primera mitad. Primero Esther y, luego, Caroline Møller, en dos oportunidades, buscaron el arco contrario, aunque sin éxito.

Al 54’, una nueva recuperación de Esther habilitaba a Athenea que hizo gala de velocidad y regate por la banda derecha. El pase final a Møller no pudo ser aprovechado, pero la jugada había sido para enmarcar.

En el 57’, Toril hizo cuatro cambios más. Entraron Lorena, Paula Partido, Pichi y Nahikari. Para ello, salieron Kathellen, Zornoza, Esther y Athenea del terreno de juego. La reanudación casi trajo el cuarto gol del Madrid, pero el remate final de Caroline Møller fue rechazado por la defensa. La danesa se mostraba sumamente activa, buscando su gol desde el inicio. Una jugada entre ella, su paisana Svava y Paula Partido, en el 70’, estuvo a punto de ser el primer gol de la canterana con el primer equipo.

Olga Carmona, Sofía Fuente y Carla Camacho completaron, en el 74’, durante la pausa de hidratación, el cambio completo del once inicial. Salieron Misa, Toletti y Svava. Al igual que con el resto de los cambios, el juego del Real Madrid no se resentía y seguían a lo mismo. Una muestra evidente del muy buen trabajo que estaban llevando a cabo tras bastidores.

Carla Camacho también estuvo a punto de hacerse presente en el marcador, en el 89’, pero no pudo llegar al pase de Carmona. Luego, otra combinación canterana entre Carla y Paula tampoco pudo prosperar y no sucedió nada más. Con un nivel de juego altísimo y recital de goles, el Real Madrid se hizo con el título de la Copa Sentimiento. Además del resultado, lo mejor fue la disposición mostrada por todas las jugadoras sobre el terreno de juego. Hoy participaron 22 y ninguna de ellas desentonó. Hay que insistir con la rápida adaptación de los fichajes y es evidente la calidad que aportan al equipo.

Ahora, la pretemporada se trasladará a Praga, con dos nuevos encuentros para terminar de ajustar la maquinaria. No hay que perder de vista que el objetivo es llegar a punto a la “Fase Previa” de la Champions, donde les espera el Sturm Graz.

Ver detalles de la publicación