El Levante revivió todos los fantasmas de la temporada del Barça

Logo: FCBN

FCBN

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/crop/face?h=810&image=https%3A%2F%2Fwww.fcbarcelonanoticias.com%2Fuploads%2Fs1%2F12%2F56%2F45%2F3%2Fmessi-ante-el-levante.jpeg&q=25&w=1080

Desgranar lo que se vive en el Barcelona en este momento puede ser tan odioso como evidente, porque ante los ojos de todos está lo que ha dado varapalos al equipo culé esta temporada a pesar de haber llegado lanzado a LaLiga hasta antes del Clásico. La derrota ante los blancos abrió la caja de pandora y desde entonces, la irregularidad ha sido la nota constante y sonante.

Cada vez que la oportunidad de asaltar el liderato aparece, el equipo se diluye entre seguridad extrema, falta de carácter, fútbol espeso y muchos otros detalles que mueven la tabla pero hacia abajo, con el equipo azulgrana bajando en posibilidades y de no enterarse que quedan dos jornadas, hasta de puesto con el Sevilla ahí de cerca.

Koeman puede tener responsabilidad, que no toda, porque es cierto que el técnico ve todo de fuera y también que no está dentro para cabecear, patear o pasar la pelota. Messi es el bálsamo que ha dado oxígeno a un equipo que por momentos tiene un fútbol deslumbrante y por otros, deja titulares porque el técnico le reclama a Mingueza como si hubiese hecho un autogol con intención.

Ante el Levante la conjura salió al revés y se juntaron todos los males para desdibujar por completo al equipo o tal vez, para mostrar a toda luz lo que tiene y puede esta plantilla. Se fallaron ocasiones como en muchos tramos del campeonato, Messi se vio algo solo como de costumbre, Koeman no acertó con la pizarra y los cambios, el rival se creció y fueron incapaces de manejar la ventaja.

Así las cosas, ganar un título en el que la regularidad es clave, es imposible, porque no hay manera de construir una base considerable e importante que permita llegar con opciones. Aunque vale también decir que esta temporada Ter Stegen no es el portero top que acostumbraba a desesperar al rival, porque al parecer el 8-2 sigue en su memoria.

Reflexión y decisión

Rescindir a Koeman, vender a Griezmann, mantener a Messi. Los titulares van y vienen en medio de lo que sería la 21-22 para el Barcelona, que capaz termina con Koeman ratificado, Griezmann de capitán y Messi jugando en el PSG o el City, porque a día de hoy todo es posible y el principal problema, el de la falta de decisión, es el que sigue restando nivel al Barcelona.

Ver detalles de la publicación