El Girondins de Burdeos, con una gran deuda y al borde del descenso

Logo: Un 10 Puro

Un 10 Puro

El jueves se supo la salida de su máximo accionista que deja el club con una deuda de 60 millones de euros.

Un histórico del fútbol francés como el Girondins de Burdeos está ahora mismo sumergido en una de las peores crisis de su historia. Esta se inició ayer por la tarde tras la salida inminente del club por parte de su máximo accionista, King Street, cosa que provocó que el club quedara en manos de un Tribunal de Comercio. Además, esto llegó de la mano de la terrible deuda que actualmente acredita el club de 60 millones de euros que podrían llegar a ser 80 en las próximas semanas.

Con todo esto, la situación aumenta de gravedad dado el caso de que si el seis veces campeón de la liga francesa no logra encontrar un comprador que liquide la deuda de aquí al final de temporada, el Girondins se verá obligado a descender automáticamente. Acordada esta medida ahora, según informa l’Équipe, se plantean cuatro escenarios posibles según lo que pase en las semanas venideras.

La primera es que si el club no encuentra comprador se le quitarían todos los puntos y acabaría descendiendo de la Ligue 1. La segunda pasa por que el club se declare en quiebra y algún comprador se haga cargo de todas las deudas, cosa que provocaría que se le quitaran 15 puntos y, como consecuencia, su inmediato descenso a la Ligue 2. Después también existe la opción de que el club se declare en deuda pero que no aparezca ningún comprador, cosa que también supondría el descenso.

Por último, si finalmente el Girondins de Burdeos encontrara un comprador que lograra asumir la deuda de 60 o incluso 80 millones de euros, el equipo entrenado por Gasset dependería de si mismo para evitar bajar de categoría. Esta última, aunque parece que es la menos probable, es la opción que de seguro quieren escuchar todos los aficionados al Girondins y, en general, al fútbol francés.

Mencionados en este artículo
Ver detalles de la publicación