Der Klassiker termina con victoria de Bayern y críticas al arbitraje | OneFootball

Der Klassiker termina con victoria de Bayern y críticas al arbitraje

Logo: Mi Bundesliga

Mi Bundesliga

Der Klassiker entre Borussia Dortmund y FC Bayern München terminó en victoria bávara con gran polémica por el arbitraje.

Un Der Klassiker que se lo lleva Bayern, pero que lo tuvo todo

Los partidos entre negriamarillos y bávaros nunca defraudan y esta vez no fue la excepción. En apenas cinco minutos, Julian Brandt abrió el marcador que solo duró cuatro minutos porque Robert Lewandowski capitalizó una mala salida de la defensa y marcó el empate.

Antes de irse la primera mitad, en el minuto 44 los últimos campeones alemanes se ponían en ventaja tras otro mal despeje, esta vez, de Guerreiro, que supo aprovechar Coman. El partido era de ida y vuelta y parecía que no existía el mediocampo. Tanto es así que pasado tres minutos del inicio del segundo tiempo, Erling Haaland firmo el 2:2 con un golazo al ángulo de pierna derecha.

El partido tenía un ritmo muy frenetico que se paró por el choque entre Upamecano que dejó a Brandt en el piso con una conmoción cerebral. Por suerte no pasó a mayores para los Borussers. Y como si ello no fuera poco, Lucas Hernández también salió lesionado y se tardó varios minutos en salir. Pasado todo ese parate, Felix Zwayer marca un penal con mucha polémica con el cual Lewandowski firmó la victoria final por 2:3 para Bayern.

Todo Dortmund contra Felix Zwayer

No cabe ninguna duda de que el arbitraje del nacido en Berlín fue más que polémico. En primer lugar, no reviso una posible mano en el área de Alphonso Davies. Y, donde todo el mundo explotó de bronca, fue en un cruce de Lucas Hernández contra Marco Reus que, en nuestra opinión, fue un claro penal. Hasta Thomas Müller lo ha admitido.

Y para ponerle la cereza al postre, el penal de Mats Hummels, para los jugadores no fue. En este caso, el codo golpea con la pelota, sin tanta intensión, pero es un poco más discutido que el resto. El tema estuvo cuando finalizó el partido donde Jude Bellingham, por ejemplo, fue durísimo contra Zwayer.

«Le dan el partido más grande de Alemania a un árbitro que ya tenía partidos arreglados»

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación