Crónica Real | Así gana el Madrid (1-3) | OneFootball

Crónica Real | Así gana el Madrid (1-3)

Logo: Revista MadridistaReal

Revista MadridistaReal

Victoria del Real Madrid de Zinedine Zidane en su visita al Camp Nou para cerrar con una sonrisa la peor semana del equipo en este 2020. Un triunfo fraguado en los goles de Valverde, Ramos y Modric, y que puso ser incluso mayor en la segunda mitad con varias ocasiones claras. Además de adquirir moral de cara al importantísimo duelo en Alemania del próximo martes, el Madrid ya supera en 6 puntos a los blaugrana en la tabla clasificatoria.

La semana había sido movidita, y no precisamente porque tuviéramos un Clásico por delante. El Madrid había sufrido dos inesperadas y dolorosas derrotas como local, la gente pedía enfervorizada la dimisión del entrenador y media plantilla y el partido ante el eterno rival parecía estar ya perdido sin necesidad de acudir al Barcelona. Pero como reza una famosa frase…”esto es el Madrid, chico”. Y vaya que sí lo es.

Y es que cuando menos se espera algo del Madrid este equipo te lo da, haciendo sentirnos orgullosos de lo que representa en cuanto a competitividad y valores, esos de los que presumen otros. Prueba de ello es que salió al Camp Nou con personalidad y anotando un gol tempranero, fruto de un genial movimiento de Benzema que asistió al omnipresente Valverde para que colocara el 0-1. Y es que si algo le ha faltado al Madrid post-CR7 ha sido justo eso, salir al campo y hacer un gol rápido para poner las cosas en su sitio. El problema es que en las últimas semanas al equipo se le ha olvidado defender, por lo que 3 minutos después Jordi Alba aprovechó el hueco dejado por Nacho para asistir a Ansu Fati en el empate. Un gol que espoleó al Barcelona, mejor en los minutos posterior pero con un boquete defensivo que invitaba al optimismo.

La primera parte tuvo tantos errores en ambos lados que resultó entretenida. El Madrid sufría por su lado derecho, con Fati haciendo de las suyas mientras en el lado contrario a Vinicius le faltó algo de acierto y calma. Pero ocasiones tuvieron los dos equipos. Messi, mejor en la primera parte que en la segunda, se topó con el mejor portero del mundo (aunque duela a muchos), un tal Thibaut Courtois. Y Benzema respondió con un remate tras jugada sensacional que fue demasiado centrado. El delantero francés falló la que tuvo, pero una vez más fue el eje del juego del Madrid. Antes del descanso caía lesionado Nacho, dejando su sitio al criticado Lucas Vázquez. Un cambio que sorprendentemente acabó siendo clave en la buena segunda parte del Madrid.

Y es que en ese segundo acto todo cambió. Si bien en la primera mitad hubo llegadas para ambos y el equipo de Koeman estuvo algo mejor, en la segunda el Madrid fue el que hizo más por ganar hasta lograrlo. Solo un tiro cruzado de Ansu Fati puso en ciertos aprietos a los de Zidane. Lucas encontró su sitio en el lateral, rindiendo bien en defensa y desbordando cada vez que tuvo oportunidad. Para muchos esto último puede ser un milagro tras los flojos partidos del gallego, pero el verdadero milagro, mayor que el de los panes y los peces, fue que 14 años después el Madrid iba a tener un penalti a su favor en el Camp Nou. Martínez Munuera señaló la pena máxima yendo a revisar a la pantalla el claro agarrón de Lenglet a Ramos. Y como cada vez que el propio Sergio pone el balón en el punto de penalti, el final fue un balón dentro de la portería y gol del Madrid. 1-2 y 27 minutos por delante.

El partido no se le escaparía ya al conjunto blanco, y la única lástima es que el resultado no acabó siendo todo lo abultado que merecieron las ocasiones fallidas. Neto sacó dos balones de mucho mérito a Kroos, Vinicius no supo gestionar varias jugadas de las suyas a campo abierto y primero Ramos (en otra gran intervención de Neto) y después Varane a puerta vacía perdonaron también el 1-3. Esta última acción nacería de un regate maravilloso de Lucas, que jugó sus mejores minutos en varios años, curiosamente de lateral. A su vez el Barcelona quemó todas las naves: Trincao, Griezmann y Dembelé entraron al mismo tiempo. Los dos primeros ni la tocaron, y el tercero lo hizo para meter un centro que casi acaba en el banderín de córner.

Merecía tanto el Madrid su gol que al final llegó, y lo hizo Luka Modric, suplente tras 5 titularidades seguidas pero demostrando que aún puede ser útil en un rol sencundario. Primero sentó a Neto, después dribló a los defensa y acabó por alojar la portería en la red con el exterior. Fue además un día de estrenos, ya que los tres goleadores del equipo anotaron su primer gol en territorio blaugrana. Quedaban aún los minutos del descuento, pero el Madrid ni siquiera quiso hacer mayor sangre ante un rival hundido toda la segunda parte, y cuyos esfuerzos parecían más centrados en protestar al árbitro que en pelear el partido (para no perder la costumbre).

El martes será otra lucha y probablemente sea más complicada, pero que le quiten lo bailado al Real Madrid y a Zinedine Zidane, que por sexto partido consecutivo se mantiene invicto en el Camp Nou, sacándole 6 puntos de ventaja a su máximo rival con un partido más. Ya llueve menos.

(Foto de LLUIS GENE / AFP) (Foto de LLUIS GENE / AFP a través de Getty Images)

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación