Barça y Alavés, las dos caras de la moneda | OneFootball

Icon: Regate Femenino

Regate Femenino

·20 de noviembre de 2022

Barça y Alavés, las dos caras de la moneda

Imagen del artículo:Barça y Alavés, las dos caras de la moneda

Los tres puntos siguen propios de un Johan Cruyff del que nadie logra salir con vida, un equipo con rotaciones que sigue convenciendo

Victoria apabullante del Barça por 8-0 ante el Alavés. Un partido que nos deja las dos caras de la Liga Femenina, desde el gigante Barça, que hace valer todos sus partidos por victorias como líder, hasta un Alavés que sigue inmerso en el fondo de la clasificación y lejos del que sería su primer triunfo. Como un reloj sin prisa ni pausa, el Barcelona empezó desde el primer instante a imponer posesiones largas combinando en la frontal del área de forma tan sutil y sencilla que por momentos hacía olvidar que se trata de todo un arte.

El Alavés no logró cumplir con el refrán de “entrenador nuevo, victoria asegurada”, en un Johan Cruyff que como de costumbre se convirtió en un infierno para el rival. Las de Iñigo Juaristi encontraron el resquicio de ‘paz’ en los primeros compases de la segunda mitad pero lejos de modificar el marcador de forma positiva.

El Barça hizo del juego su propia autonomía. Un Alavés que defendía cada vez más cerca de portería. Las culés se mostraban cómodas a nivel asociativo dejando a su misma vez al Alavés con una inexistente participación ofensiva. Claudia Pina se encargó de abrir el marcador en el 9’ después de superar el bloque defensivo de las Gloriosas con una buena ruptura. La respuesta al primer tanto culé fue aumentar la dinámica de los minutos anteriores con el equipo al completo en campo rival y ya en busca del segundo.

Imagen del artículo:Barça y Alavés, las dos caras de la moneda

La fiesta goleadora empezó en el 11’ con el 2-0 de Oshoala. El Barça pasó de encerrar al Alavés en su campo a obligarlas a vivir en su propio área encontrando una fuente de gol en el espacio entre las jugadoras de la línea defensiva. Pina rompió los esquemas rivales en el 1-0 y Rolfö hizo lo propio en el segundo tanto para terminar sacando un centro a placer de la propia Oshoala. La propia Fridolina Rolfö empleaba la misma fórmula que tantos resultados venía dando en ‘Can Barça’ para poner finalmente el 3-0. Rompiendo el bloque bajo babazorro con un desmarque a la espalda de la línea y un remate imposible para Larqué. Sin esperar ni siquiera al tiempo de descanso las culés ampliaban la goleada con un 4-0 por medio de Claudia Pina desde los once metros tras un penalti provocado por Cristina Auñon.

Al filo del descanso Mapi León se encargaba de poner el 5-0 con un brutal golpeo desde la frontal que superó a Patri Larqué con tanta contundencia como elegancia. La aragonesa firmó uno de sus mejores goles como culé en su partido número 200 con el equipo. Distinta fue la versión de las de Iñigo Juaristi en la segunda parte. Aunque dejaron el marcador a un lado, lograron defender mucho más lejos de su portería. También con una Patri Larqué que nos dejó paradas de mérito y con los cambios de Miku o Miriam Diéguez que empezaban a dar un sentido al juego babazorro.

Ya con el Barça habiendo bajado revoluciones y los tres puntos en el bolsillo, llegaría el 6-0 por medio de Salma Paralluelo ante una acción que ponía en duda a la meta del conjunto visitante. Tampoco pudo faltar el gol de Ana Maria Crnogorcevic en el tramo final de partido batiendo a Larqué en el primer palo tras ganar con comodidad la espalda de la defensa rival para poner el 7-0.

Claudia Pina y Salma Paralluelo, el nuevo peligro culé

Hace algo más de 15 días Salma Paralluelo debutaba con el Barça después de un largo periodo de lesión. Con un parón de selecciones entre medias, hoy ha contado con su primera titularidad y ha vuelto a ver portería. La velocista culé se encuentra intratable y despeja todo tipo de dudas sobre sí puede o no encajar en los esquemas del equipo. Tan veloz como asociativa ha demostrado estar capacitada para jugar de espaldas pero también para medirse con sus rivales a nivel físico. Dos goles con la camiseta del Barça y haciendo olvidar por completo a Lieke Martens.

Imagen del artículo:Barça y Alavés, las dos caras de la moneda

Sí hablamos de Salma no podemos pasar por alto el nombre de Claudia Pina. Cada una en su faceta pero ambas están llamadas a abanderarse del fútbol femenino en la próxima década. Para Claudia Pina no es un problema echarse el equipo a la espalda ya sea en el centro del campo o bien en la parcela ofensiva. Para la afición ver a la canterana de Montcada y Reixac tomar las riendas del equipo que la ha visto nacer es un auténtico placer.

Bruna Vilamala la mejor noticia azulgrana más allá de los puntos

Imagen del artículo:Barça y Alavés, las dos caras de la moneda

A veces el fútbol no es ganar o perder, blanco o negro, también es superación ante uno mismo. Entrando en el 71’ Bruna Vilamala se ha consagrado hoy como uno de los nombres propios volviendo después de una lesión de gravedad que le ha mantenido cerca de un año lejos del verde. Su ingreso sobre el verde ha hecho del Johan Cruyff toda una fiesta y para cerrarla ha terminado por solventar el 8-0 asistiendo a la goleadora, Geyse Ferreira.

Ingrid Engen, la solución para Giráldez

Ante las bajas de Alexia Putellas y Aitana Bonmatí es momento de ver a Giráldez repartir oportunidades. Es el caso de una Ingrid Engen que en el primer tiempo ha formado junto con Patri Guijarro el doble pivote del centro del campo. Una vez en la segunda mitad se ha adueñado de la mano de Keira Walsh de la sala de máquinas. El rol de Engen cada vez se muestra más defensivo, mayor efectividad de pases y mayor número de recuperaciones permitiendo así algo más de libertad ofensiva para Keira Walsh y Patri Guijarro, Claudia Pina o la propia Bruna Vilamala.

¿Quién nos iba a decir hace un año que el centro del campo del Barça se podría ver sin Alexia, Patri ni Aitana? En su lugar, Keira Walsh, Ingrid Engen y Bruna Vilamala. El fichaje más caro del club, una incorporación revelación y una canterana que empieza a explotar en ‘Can Barça’ y enloquece la gradería azulgrana.

El Barça se consagra en solidez defensiva

Después de terminar pidiendo la hora dos jornadas atrás ante el Levante en este mismo escenario, el rumbo de la defensa culé ha cambiado por completo adquiriendo de este modo dos porterías a cero en los dos últimos partidos. No solamente el hecho de acumular dos porterías a cero, sino el mérito para dejar tanto al Real Madrid la jornada anterior como en esta ocasión al Alavés sin ningún tipo de acercamiento con claridad.

Otra de las grandes noticias para Giráldez en este sentido pasa por su pareja de centrales: Mapi León e Irene Paredes. Ambas totalmente indiscutible aportando jerarquía y pundonor. En los laterales Marta Torrejón y Núria Rábano han demostrado ser tan capaces como Lucy Bronze o Fridolina Rolfö que nos viene dejando una personalidad diferencial en la zona de tres cuartos. Sí hablamos de soluciones para Giráldez, la de Laia Codina es otra de las más efectivas. La ex del Milán volvió a tener minutos después de cinco partidos arrastrando molestias físicas.

El Alavés y la lucha por salir del pozo

Siempre hemos escuchado aquello de “es importante tener la primera ocasión del partido para tratar de marcar los tiempos. No fue el caso del Alavés que aún teniendo la primera posesión en campo rival pecó de timidez y pocos minutos más tarde ya se veía en el peor escenario posible. Llegaban los goles y el equipo cada vez defendía más cerca de su portería. Sin ningún tipo de esperanzas a nivel ofensivo a excepción de las acometidas de Ane Miren que no tardaba en cortar Marta Torrejón o bien Ingrid Engen con las ayudas defensivas.

Habiendo sumado 2 puntos de 30 posibles hoy el Alavés nos ha dejado en el Johan Cruyff las dos caras de la Liga Femenina. La ‘dictadura’ azulgrana que hace de su juego una pesadilla que los rivales no han tenido oportunidad de frenar y la crisis de un Alavés que a pesar del cambio de entrenador sigue sin puntuar y hoy además lejos de generar ocasiones y transmitir tranquilidad a la afición con una buena cara del equipo.

En su debut al frente del banquillo vitoriano, Iñigo Juaristi mostró intención de reaccionar ante el dominio culé llegando a introducir hasta tres cambios en el descanso: Aby Manou, Miku y Miriam Diéguez. Como respuesta de los cambios el Alavés logró ganar metros la hora de defender pasando a un bloque alto. El balance de diferencia de goles en el Alavés es de forma contundente lo que más preocupa en la Liga F. 31 tantos en contra y solamente 6 a favor, claro que sí descontamos los 8 goles del Barça la estadística cambia de forma radical.

Ver detalles de la publicación