Arsenal 0-2 Liverpool: Jota marca el camino hacia Wembley | OneFootball

Arsenal 0-2 Liverpool: Jota marca el camino hacia Wembley

Logo: Un 10 Puro

Un 10 Puro

Hoy se jugó en el Emirates Stadium el partido entre Arsenal y Liverpool, correspondiente a las semifinales de vuelta de Carabao Cup

La vuelta de las semifinales de la Carabao Cup llegaba al Emirates. Ahora, era el Arsenal quienes recibían al Liverpool para buscar cerrar una llave que estaba para cualquiera de los dos. El Arsenal llegaba a este encuentro luego de aquel encuentro donde aguantaron el marcador en Anfield y al final, lograron el empate a cero ante los reds. Los de Arteta debían de jugar el domingo pasado ante el Tottenham por la Premier, pero ante una solicitud de suspensión, el encuentro no se jugó. Ahora llegaban con las baterías frescas para buscar sacar su boleto a Wembley.

El Liverpool por su parte, llegaba a este encuentro con muchos cambios en comparación a los últimos encuentros. En la fecha anterior de Premier League, los de Klopp sacaron una importante victoria ante el Brentford. En dicho encuentro, los de Merseyside ganaron un partido que no tuvo sobresaltos en ningún momento. Ante el Arsenal, no lograron ser efectivos y no pudieron anotarle en su casa, dejando la eliminatoria abierta para cualquiera. Ahora, viajarían a Londres para buscar sellar su boleto para la final de Carabao, donde ya esperaba el Chelsea.

Primer tiempo

El partido arrancó con el Arsenal siendo más ofensivo y quienes dominaban las acciones de peligro. La primera de peligro vino por medio de un tiro libre de Lacazette en los linderos del área, el francés estrelló el balón al travesaño, dejando el grito de gol ahogado al Emirates. El partido del Liverpool tenía muchos problemas, debido a que los locales ejercían una presión alta y ahogando las salidas que tenían Kelleher. Los de Arteta se mostraban más cómodos en el arranque, manteniéndose con un orden impecable atrás y sin dejar que el balón llegara a los delanteros rivales.

El Liverpool había logrado marcar el primer gol de la noche gracias a un cabezazo de Matip, pero el camerunés estaba adelantado, por lo que fue invalidado. Pero el Liverpool no cedió y en una escapada de Alexander-Arnold que combinó con Jota, encontraron el primer gol. Jota recortó por dentro y encontró el espacio ante la defensa y ante un Ramsdale que ya estaba vencido hacia el otro lado, marcó el primer gol de la noche. El gol rompía con todo lo que estaba haciendo bien el Arsenal, las presiones altas y las posesiones prolongadas cesaban con el pasar de los minutos.

Liverpool se pone en ventaja

El ritmo del partido ya bajaba luego de la anotación del Liverpool. Los de Klopp le bajaban las revoluciones al encuentro cuando tenían la pelota y ahora, eran ellos quienes controlaban el encuentro. Los locales dejaban de presionar desde la salida y ahora lo hacían en la media cancha, dejando a un lado el ímpetu que habían tenido en el arranque del partido. Los de Arteta se metían por momento dentro de su propio campo, estando los once jugadores dentro de su terreno, amparando a algún error del rival para robar la pelota. Pero la defensa de amarillo se mantenía solida en su terreno.

El partido bajó totalmente de revoluciones y parecía que el Liverpool se encontraba cómodo con el resultado parcial. El balón pasaba en su mayoría por los pies de van Dijk y Matip, quienes tocaban con mucha facilidad ante la nula presión del Arsenal en terreno enemigo. Las ocasiones del Arsenal eran nulas en los últimos minutos del primer tiempo, dejando a Saka y Lacazette muy desvanecidos del partido. El Liverpool por su parte, se replegaba en su campo cuando no tenía la pelota y se mostraba con mucho orden. El primer tiempo acabó con la victoria parcial del Liverpool ante el Arsenal, quienes estaban sacando su boleto a Wembley.

Segundo tiempo

La segunda parte inició con un Liverpool buscando mantener el orden defensivo y Klopp ingresaba a Konaté por Virgil van Dijk. El Arsenal se animaba a ir al ataque y tuvo la más clara del partido en una jugada que finalizó con Lacazette enviando el balón por encima del arco de Kelleher. El partido ahora era controlado por el Arsenal, quienes ya manejaban la pelota desde la salida, pero aún sin incomodar el arco rival. El partido de los de Klopp no era incesante ni de mucho ataque, por momentos era lento y en búsqueda de la posesión en vez del ataque.

La de mayor peligro para el Liverpool vino por medio de un córner rematado de cabeza por Konaté, luego Henderson remató pero Ramsdale atajó de maravilla. Acción siguiente, el Arsenal se acercó al arco por medio de una escapada de Saka que terminó con un tiro de esquina a favor del local. El Liverpool atacaba por la banda de Alexander-Arnold, pero no encontraba quien pudiese cerrar la pinza. Klopp movía el banco de nuevo, ingresando a Minamino por el juvenil Gordon, de discreto encuentro. El partido se mostraba ríspido y rígido a la vez, sin un equipo que tomara la decisión de tirar toda la carne al asador.

Jota liquida al Arsenal

El Arsenal iniciaba a ser más incesante por la banda de Martinelli y el brasileño ponía a trabajar a Alexander-Arnold por el lado derecho. Arteta realizaba cambios, haciendo ingresar a Nketiah y a Partey por Lacazette y Smith Rowe. Ahora, Arteta ya contaba con un doble pivote y dejaba a Nketiah en la punta. Klopp realizaba otra modificación, haciendo ingresar a Milner por Jordan Henderson. Acto seguido de esto, los de Klopp se acercaron al arco y finalizaron la jugada con un disparo de Robertson, que pasó al lado del arco de Ramsdale. El Liverpool consiguió el segundo del encuentro en una jugada que finalizó con una soberbia definición del luso, luego de haber sido ratificada por el VAR.

El gol de Jota daba mayor comodidad al Liverpool, quienes celebraron la anotación luego que el VAR indicara que era valida. El partido bajaba de ritmo ante un Arsenal que parecía ya derrotado anímicamente. Klopp realizaba otra modificación ingresando a Neco Williams por Roberto Firmino, la idea pasaba por defender con más piernas y dejar únicamente a Jota en ataque. El partido ya parecía sentenciado por los reds, ante unos gunners que dejaban de atacar en el terreno. Las malas noticias seguían para Arteta cuando Partey se fue expulsado por una entrada sobre Fabinho. El ghanés se iba expulsado minutos después de ingresar al terreno luego de recibir doble amarilla. El encuentro llegó a su final y el Liverpool, de la mano de Jota, sacó el boleto a la final.

Mencionados en este artículo

Ver detalles de la publicación