[Análisis táctico] Atlético de Madrid 2-0 Sevilla: «El arte de defender contra un intervencionista Lopetegui»

Logo: Sevillismo.

Sevillismo.

Imagen del artículo: https://image-service.onefootball.com/crop/face?h=810&image=https%3A%2F%2Fsevillismo.futbol%2Fwp-content%2Fuploads%2F2021%2F01%2F321f68a5f2ab15bf75f2a31bd78a5b25-1-scaled.jpeg&q=25&w=1080

El Sevilla se enfrentó al equipo más completo y equilibrado de LaLiga, 6 goles encajados en 16 partidos lo avalan. No solo sabe replegarse y defender bien, no, también ha demostrado saber atacar, con mucha presencia en campo rival. Al final, si un equipo es capaz de adaptarse a las situaciones y dominar diferentes estilos, tiene que ser como mínimo candidato a LaLiga, pero a día de hoy, viendo el nivel del resto, directamente viendo el resto, es claro favorito.

El planteamiento inicial

La sorpresa estuvo en el ataque, colocando a Ocampos donde mejor rinde, en banda derecha; ubicó a En-Nesyri en la izquierda y a Suso en una posición indefinida, como falso ‘9’. Los centrales rivales no tendrían referencia en el marcaje, pudiendo recibir Suso entre líneas, luego, las bandas, con En-Nesyri y Ocampos, listos para lanzar desmarques.

La sorpresa fue la alineación local , colocando sobre el tapete un 1-4-2-3-1, con Llorente y Koke como pivotes, Correa y Carrasco en banda, Lemar como enganche junto a Suárez arriba.

El gol que lo cambió todo

La fantástica jugada atlética, culminada por Ángel Correa, cambiaban los planes de Simeone, pasando a jugar con cuatro centrales y dos carrileros (1-6-3-1). Lopetegui, el cual tenía en mente un plan de encuentro diferente, quedó sin respuesta, teniendo que replantearse un nuevo escenario para el encuentro. 

El Sevilla, con ese planteamiento inicial, lo siguió intentando sin éxito durante la primera mitad. Si unes que el Atlético domina a la perfección el arte de defender y que el juego hispalense, sin ese desborde tan necesario y la falta crónica de un sustituto de Banega, se vuelve lento y previsible, centrando todas las miradas en un siempre tímido Rakitic.

Los nuevas instrucciones de Lopetegui para la segunda parte

Movió ficha el técnico hispalense, cambiando el sistema al 3-4-2-1. Con Koundé (central derecho), Fernando (entre centrales) y Diego Carlos atrás (central izquierdo). Navas y Acuña como carrileros; Jordán y Rakitic en el doble pivote; Suso y Ocampos por detrás del punta En-Nesyri. 

A pesar de que el Sevilla se ve con las ideas más claras sobre el césped, no era suficiente para superar la telaraña colchonera. Es cuando Koundé, viendo que Luis Suárez está amarrado por Fernando y Diego Carlos, decide subir al ataque, siendo toda una sorpresa para el Atlético. A partir de aquí, el Sevilla encuentra mayores espacios en banda derecha, siendo los mejores minutos de ataque hispalense. El defensa francés va para central de época.

Los siguientes cambios en el Sevilla no cambian gran cosa y finalmente, no fue suficiente para encontrar, al menos, el empate en el marcador. Tras segundo gol recibido, el Sevilla sigue atacando, teniendo algunas claras opciones de acabar en gol. 

Poco se le puede reprochar a entrenador vasco, el cual probó diferentes fórmulas para meter mano a un rival que, viendo cómo se adapta a los rivales según el juego del contrario, no se le puede denominar otra cosa que no sea «El Atlético, claro candidato al título de Liga».