Onefootball

La efectividad del América superó a la garra del Cali en el clásico caleño


Con apagón incluido se desarrolló uno de los clásicos caleños más interesante de los últimos semestres, con dos escuadras que llegaban a tope de rendimiento y sabiendo que el que ganaba se consolidaba y ponía a dudar al rival de patio.

El partido más esperado por los hinchas de la ciudad de Cali no decepcionó en su desarrollo, con una Mecha comprometida con su hinchada y un Azucarero que no dio su brazo a torcer en ningún momento a lo largo de los 90 minutos, siendo Guimarães el dueño de la táctica ganadora en esta ocasión.

Cali acumuló errores, tanto en zona de creación como en defensa, que a la postre le impiden llevarse un mejor marcador en su visita al Pascual Guerrero, dejando en evidencia la falta de cohesión en el equipo de Pusinneri, que jugó mejor cuando perdió a un hombre por expulsión.

Guimarães sigue demostrando que con cada encuentro le da mejor forma a su proyecto, que ya es una realidad, al frente del América de Cali, los resultados comienzan a ser sólidos, a pesar de que al final del encuentro lo sufrió de más, con un marcador que le favorecía y un hombre de más; algo en lo que el equipo ha tardado en mejorar, pues la presión de ir ganando le aplasta en ocasiones y esto puede causar que se le escapen partidos que tiene resueltos.

Al final el resultado hacer ver mejor al que ofició de local, a pesar de que Cali tuvo todo el mérito para llevarse, por lo menos, un punto por lo demostrado en los 15 minutos finales.

powered by Onefootball