Onefootball

A pesar del buen momento: ¿Por qué Nacional no logró avanzar en Copa?


Una eliminación que duele en las toldas Verdolagas, tanto por perder la oportunidad de tomar el camino rápido rumbo a la Libertadores 2020, como por el rival que termina sentenciándole, un Deportes Tolima que se ha convertido en una verdadera pesadilla para Atlético Nacional.


LA MALA SUERTE DE LAS LESIONES


No fue un buen presagio que en los primeros 25 minutos de la serie, Nacional perdiera a tres jugadores por lesiones, los casos de Bocanegra, Henríquez y Muñoz en Medellín que obligaron al cuerpo técnico a "remedar" la defensa con lo que tenía a la mano, así como los de Mafla y Candelo, que en palabras de Pompilio Páez, "venían tocados" y que al no poder continuar obligaron al DT a tomar decisiones que pudieron no ser las mejores para el partido en Ibagué.


ERRORES QUE CUESTAN CARO


Un funcionamiento colectivo impecable, se vio opacado por errores individuales en ambos encuentros, el gol en la ida fue el resultado de una mala salida que derivó en una defensa en caos que no pudo contener el ataque del Pijao.

La acción que termina en el penal con el que Tolima empata en Ibagué es el resultado de una acción individual e innecesaria de Daniel Muñoz en su propia área, que Juan Pablo Nieto logra cambiar por un cobro desde los doce pasos.


MUCHO FÚTBOL, POCOS GOLES


Tanto en la ida como en la vuelta, Nacional sumó la mayor cantidad de acciones de gol entre los dos bandos, sin embargo, la buena labor del portero suplente del Tolima en la vuelta y la falta de contundencia en ambos partidos, terminó por sentenciar al cuadro paisa, que sufre en copa por lo que le viene sobrando en Liga, goles.


UNA TÁCTICA QUE NO RINDIÓ EN CASA Y QUE COBRÓ EN LA VUELTA


Posiblemente no fue la mejor decisión apelar a una nómina mixta en el juego en Medellín, cuando era más viable asegurar los puntos en casa para después llegar a Ibagué sin la presión de remontar en un escenario tan complicado.

A lo anterior se suma que los cambios en la vuelta no fueron efectivos, el de Blanco por no ofrecer soluciones y el de Ceppelini por ser demasiado tarde, no se entiende que un jugador que viene de ser la figura del clásico paisa se quede en la banca en un partido definitivo por más de 60 minutos.

powered by Onefootball